Cabello

Protege tu pelo del sol

Protege tu pelo del sol

Autor:

Las radiaciones del sol tienen efectos nocivos sobre el cabello. lo resecan y le quitan brillo y vitalidad. Para lucir un pelo sano y luminoso, debes hidratarlo y protegerlo.

Cada tipo de cabello necesita un tratamiento específico. Si tienes tendencia a que se te encrespe deberás usar aceites y productos untuosos mientras que si tienes el pelo graso deberás usar geles y productos sin alcohol. Los cabellos teñidos necesitan una línea específica de cuidado del color: protector solar de color, champús, acondicionadores y mascarillas que nutren y protegen la fibra capilar evitando la pérdida de color.

El sol aclara el cabello. Aunque te gusten los reflejos dorados que consigue el pelo debes saber que los rayos UV oxidan los pigmentos de melanina y también la queratina. Además, los rayos ultravioleta hacen más daño al cabello cuando está mojado por eso para protegerte intenta cubrirlo siempre con un pañuelo, sombrero o gorra y aplícate productos con filtros solares resistentes al agua sin alcohol.

Además del sol, la sal del mar actúa como una esponja absorviendo el agua y deshidratando el cabello. El cloro de la piscina es un enemigo para el pelo ya que hace que pierda el color y provoca electricidad estática. Si no quieres renunciar al baño, dúchate después para limpiar bien el pelo con agua dulce y eliminar los restos de sal, cloro o arena.

Para la sequedad aplica un champú especial para nutrir el cabello. Aplícate un bálsamo hidratante aftersun para reestructurar el cabello y recuperar la suavidad. Los acondicionadores actúan como barrera de protección del cabello, puedes optar por aceites naturales como el de oliva, coco, jojoba, girasol o cártamo. Las mascarillas reparadoras se convierten en imprescindibles del verano, aplícatelas una vez por semana.

El pelo se vuelve más frágil y quebradizo. Debes tener especial cuidado a la hora de cepillarlo. Usa un peine de púas anchas para desenredarlo, evitarás tirones y romper las fibras capilares. Intenta utilizar productos de peinado con agentes protectores. Reduce el uso del secador, mantenlo siempre a cierta distancia del cabello utiliza el aire frío. Un buen corte de pelo para sanear las puntas te ayudará a mantenerlo cuidado de forma más fácil.