Cuerpo

Crema de manos de caléndula, incienso y azahar

Crema de manos de caléndula, incienso y azahar

Autor:

Crema de manos de caléndula, incienso y azahar: una crema hidratante, calmante y restauradora para las manos secas.

El nutritivo aceite de caléndula se combina con la acción hidratante de la manteca de cacao y la tonificante mezcla de los aceites esenciales de incienso y flor de azahar propia de la aromaterapia para conseguir esta crema calmante y revitalizante capaz de reducir cicatrices. Unas gotas de la preciada agua de flor de azahar le proporcionan un aroma maravilloso a ese tratamiento restaurador de la piel seca.

Ingredientes para hacer la crema de manos de caléndula, incienso y azahar
  • 1 cucharadita y media de manteca de cacao.
  • 1 cucharadita de cera de abejas.
  • 2 cucharaditas de aceite macerado de caléndula.
  • 3 cucharadas de agua de flor de azahar.
  • 2 cucharaditas de cera emulsionante.
  • 10 gotas de aceite esencial de naranja.
  • 5 gotas de aceite esencial de incienso.
Elaboración de la crema de manos de caléndula, incienso y azahar
  • Funde la manteca de cacao, la cera de abejas y el aceite de caléndula en un bol al baño maría.
  • Calienta el agua de flor de azahar y disuelve en ella la cera emulsionante.
  • Vierte lentamente el agua de flor de azahar y la cera en la mezcla de los aceites y remuévela hasta que se enfríe.
  • Agrega los aceites esenciales de incienso y naranja y bátelos ligeramente.
  • Consérvala en un tarro de cristal esterilizado con cierre hermético en el frigorífico y utilízala a lo largo de los 2 meses siguientes.