Rostro

Cuidados de la piel sensible

Cuidados de la piel sensible

Autor:

Cuidados de la piel sensible. Una piel delicada necesita productos específicos y precauciones para evitar irritantes que puedan alterar el buen estado de la piel.

De los diferentes tipos de piel que conocemos, la más delicada es, sin duda, la conocida como piel sensible. Reacciona ante diversos agentes y factores, como detergentes, perfumes, jabones e incluso, alguna prenda de vestir, pudiendo llegar a presentar quemaduras, picores, irritaciones o agrietamientos.

La función de la piel es actuar como barrera protectora contra las agentes externos nocivos generados en el medio ambiente y la pérdida de agua. En determinados momentos tu piel podrá estar irritada, firme, seca o escamosa. Cuando la piel no está en buenas condiciones y su PH ácido se modifica, se vuelve más sensible.

El hecho de tener una piel sensible puede estar determinado por diferentes causas: influencias hormonales del embarazo, el proceso natural de envejecimiento, la genética y determinadas medicaciones o enfermedades.

Precauciones para cuidar la piel sensible
  • Utiliza productos de maquillaje que sean hipoalergénicos y libres de fragancia.
  • Elige siempre un gel limpiador suave, ya que los jabones pueden ser demasiado severos en la piel sensible.
  • No uses limpiadores y exfoliantes que posean granos y otras partículas.
  • Evita los aditivos, como por ejemplo, extractos botánicos, sustancias químicas e incluso, vitaminas, ya que podrían irritar la piel.
Tags relacionados belleza cuidados piel