Rostro

Mascarilla casera facial exfoliante de fresas y nata

Mascarilla casera facial exfoliante de fresas y nata

Autor:

Dale un dulce capricho a tu piel preparando esta mascarilla casera exfoliante de fresas y nata.

¿Quieres estar radiante para una cita romántica como la noche de San Valentín? ¡Hazte esta mascarilla facial de fresas y nata! Un lujo para tu piel y tus sentidos. Esta máscara frutal refresca e ilumina la piel perfecta para deslumbrar. Las fresas, ricas en ácidos frutales naturales, ayudan a exfoliar la piel y, combinadas con la avena molida para darle textura y tono; abren los poros y suavizan la piel. 

Ingredientes para la mascarilla facial de fresas y nata
  • 2 cucharadas de avena molida
  • 3 fresas grandes y maduras
  • 1 cucharadita de nata líquida
Elaboración de la mascarilla facial de fresas y nata
  • Muele la avena con la ayuda de un mortero y un almirez hasta obtener un polvo fino. Aplasta las fresas con un tenedor y combina con la avena.
  • Agrega la nata líquida y forma una pasta espesa. Puedes añadir algo más de nata hasta obtener la consistencia deseada.
  • Aplica la pasta sobre la piel recién lavada evitando la zona de alrededor de los ojos y la boca. Esta mascarilla es de aplicación inmediata para no perder las propiedades de los ingredientes frescos.
  • Déjala actuar durante 10 minutos.
  • Elimina la mascarilla aplicándote un poco de agua con las palmas de las manos y realiza suaves movimientos circulares para limpiar la pasta.
  • Lávate después con agua fría y sécate con una toalla dándote suaves golpecitos en el rostro.