Rostro

Exfoliante facial de miel, aceite de rosas y caléndula

La miel es uno de los mejores tratamientos naturales para la piel. Suaviza, calma y protege la piel de la deshidratación, y actúa también como lubricante. El aceite de rosa, con sus propiedades refrescantes y el aceite de lavanda, que refresca y purifica, completan este suave exfoliante que mejora la tonicidad de la piel y nos proporciona una sensación de relajado bienestar.

Ingredientes del exfoliante facial de miel y rosas
  • 2 cucharaditas de miel clara
  • 25 g de pétalos de rosa secos
  • 2 cucharadas de flores de lavanda secas
  • 1 gota de aceite esencial de lavanda
  • 1 gota de aceite esnecial de rosa
Elaboración del exfoliante facial de miel y rosas

Haz una infusión utilizando la mitad de los pétalos de rosa y una taza de agua hierviendo. Cúbrelos y deja infundir o reposar.

Utiliza un mortero para demenuzar el reto de los pétalos de rosa y las flores de lavanda hasta conseguir que quede un polvo. Combina las hierbas en polvo con los aceites esenciales y la miel y añade la infusión de rosas necesaria para que la mezcla adquiera la textura de una pasta suave.

Aplícala sobre el rostro realziando suaves movimientos circulares para limpiar la piel.

Tags relacionados belleza cuidados piel exfoliante