Rostro

Crema facial de incienso y rosa

Crema facial de incienso y rosa

Autor:

Crema facial de incienso y rosa. Elegante y aromática crema facial para mantener la piel tersa y radiante.

El incienso es conocido por sus virtudes tonificantes, restauradoras y protectoras contra el envejecimiento, y el aceite de rosa silvestre mejora la elasticidad de la piel e impide su deshidratación. El aceite de neroli se extrae de las flores del naranjo amargo.

Ingredientes de la crema facial de incienso y rosa silvestre
  • 1/2 cucharadita de manteca de cacao
  • 1 cucharadita de aceite de caléndula
  • 1 cucharadita de aceite de semillas de rosa silvestre
  • 1 gota de aceite esencial de neroli
  • 10 g de cera emulsionante
Elaboración de la crema facial de incienso y rosa silvestre
  • Calienta la manteca de cacao, el aceite de caléndula y el aceite de semillas de rosa silvestre en un bol al baño maría.
  • Calienta en un cazo a fuego bajo la cera emulsionante y 30 ml de agua hasta que se haya disuelto la cera. Viértelo a la mezcla de manteca de cacao y aceites, removiendo bien cada 10 segundos.
  • Cuando la mezcla se haya enfriado, agrega los aceites esenciales removiendo ligeramente.
  • Conserva en un tarro esterilizado en el frigorífico y utilízalo durante los 2 meses siguientes.