Ropa

Elegir bien la lencería

Elegir bien la lencería

Autor:

Cuidar tu lencería es tan importante como elegir la ropa que te sienta bien para no arruinar el mejor de los looks. Combina comodidad y estética y acertarás.

- El material de la ropa interior debe ser cómodo y de calidad tanto en sujetadores, bragas o tangas como en medias y pantys. Para el uso diario es mejor optar por el algodón ya que deja respirar mejor la piel.

- El sostén debe ajustarse perfectamente a tu pecho y espalda. Debes conocer cuál es exactamente tu talla y el tipo de copa quete corresponde. Si tienes poco pecho la ropa te favorecerá más si te pones un sujetador con relleno que da volumen y push up para levantar los senos. Ajusta bien los tirantes para embellecer el aspecto del escote.

- Evita las prendas muy ajustadas. Al quedar prietas a la piel marcan más la grasa acumulada en zonas como la cintura. Si te gusta marcar es mejor que uses bragas y tangas con tiras finitas pero sin oprimir.

- Recicla tus conjuntos. Con el uso se desgastan, pierden el color, se estiran y ceden. Si quieres dar una buena imagen no dejes que debajo de la ropa asome un tirante desgastado o con agujeros. No esperes a que tu lencería se quede vieja ya que no se adaptará bien al cuerpo ni te favorecerá. Compra otro conjunto nuevo.

- Elegir el sujetador adecuado según el escote del vestido:

- Atenta a las transparencias. Si te vas a poner un vestido, camiseta, pantalón o falda de colores muy claros o blanco evita la ropa interior oscura. Elige mejor un conjunto sin estampados color carne como una segunda piel para evitar contrastes.

- Debajo de una prenda ajustada al cuerpo debe ir ropa interior sin encajes ni costuras para que no se note.

- Evita que se vean los tirantes del sujetador. Cuando uses alguna camiseta o vestido con tirantes finos o sin ellos elige siempre un sostén sin tirantes, conseguirás un aspecto más fino y cuidado.

- Para pantalones a la cadera usa bragas y tangas de corte bajo para que no se asomen al realizar gestos.