Herramientas de bricolaje

Humidificadores

Humidificadores

Autor:

En este briconsejo de Bricomanía os enseñamos distintos tipos de humidificadores para aumentar la humedad de una estancia. 

En zonas donde el clima es muy seco, sobre todo en verano, el grado de humedad en el ambiente disminuye considerablemente y puede provocarnos molestias respiratorias e irritarnos la piel. Para solventar el problema, una buena alternativa es la utilización de los humidificadores.

En el mercado encontraremos una amplia gama de humidificadores, con distintas formas y acabados, y diferentes sistemas de evaporar el agua.

Paso a paso para el uso de un humidificador:

Paso 1
Para estas fechas tan calurosas, nosotros nos hemos decantado por este modelo ultrasónico, que produce vapor frío. A través de un sistema de vibraciones ultrasónicas, divide el agua del depósito en minúsculas partículas que se esparcen por el ambiente aumentando el nivel de humedad.

Paso 2
El funcionamiento de este aparato es muy sencillo. Quitamos el tapón, llenamos el depósito con agua fría y lo volvemos a cerrar

Paso 3
A continuación, ponemos el humidificador sobre una superficie plana y lo enchufamos a una toma de corriente.

Paso 4
Para encenderlo, tendremos que girar el interruptor en el sentido de las agujas del reloj. En el momento en que la máquina se ponga en marcha, el indicador de alimentación se iluminará.

Paso 5
Con el propio interruptor también podemos regular la salida de la neblina y simplemente girando la boquilla nebulizadora, dirigiremos el vapor hacia la zona donde más nos interese.

Paso 6
Cuando el depósito se quede sin agua, el transductor se apagará automáticamente.

Paso 7
Los humidificadores nos permiten obtener un ambiente agradable, añadiendo humedad al aire seco y caliente de interiores. De esta manera, acabaremos con los problemas respiratorios y nasales, y crearemos una atmósfera que favorecerá el crecimiento sano de las plantas de interior.