Herramientas de bricolaje

Taladradora eléctrica

Taladradora eléctrica

Autor:

La taladradora eléctrica es un elemento básico en una casa ya que permite realizar muchas tareas y, además, con sus accesorios se convierte en una herramienta universal. Es importante adquirir una herramienta resistente y hay que tener en cuenta una serie de características a la hora de adquirir una:

- La potencia (medida en vatios). Es recomendable adquirir un aparato de bastante potencia que nos permita realizar trabajos duros. Los hay desde los 100 vatios, aunque los más recomendables son los de más de 350.

- La posibilidad de regular la velocidad. A poder ser que tenga dos o tres velocidades.

- La opción percutora. Es la capacidad de golpear superficies muy duras, como por ejemplo el hormigón.

- La opción de cambio de dirección del giro y bloqueo. Es una característica a tener en cuenta si se quiere utilizar como destornillador eléctrico.

- Los accesorios compatibles pueden ser de gran utilidad y permitirnos hacer múltiples tareas. Estos también nos permitirán ahorrar dinero ya que podremos sustituir herramientas por accesorios para lijar, serrar, destornillar o mezclar líquidos.

- Los modelos sin cable, aunque son menos potentes, pueden ser muy prácticos para trabajar en lugares sin corriente eléctrica.