Herramientas de bricolaje

Rodillos eléctricos para pintar

Rodillos eléctricos para pintar

Autor:

A la hora de pintar superficies grandes existen diferentes opciones. Una muy interesante es la de los rodillos eléctricos, que nos permiten realizar el trabajo en menos tiempo.

Paso a paso para pintar con rodillos eléctricos

Paso 1
Después de preparar la superficie en la que vamos a trabajar cubriendo con unos plásticos las zonas que no queramos manchar, conectamos las mangueras en sus respectivos racores y apretamos los manguitos enroscables.

Paso 2
Sumergimos la manguera de aspiración con filtro en el envase de pintura y la aseguramos con el gancho en el borde del contenedor. Abrimos la válvula dosificadora, que se encuentra en la empuñadura, y conectamos el equipo.

Paso 3
La manguera de aspiración, la manguera de transporte y la brocha de recortar se llenarán de pintura. Recortamos los ángulos y zonas de unión con el accesorio especial para este tipo de trabajos, que acoplaremos a la manguera.

Paso 4
A continuación, retiramos la brocha de recortar y colocamos el rodillo con el que pintaremos el resto de la superficie.

Paso 5
Ajustamos la alimentación de pintura según nuestras necesidades con la válvula dosificadora. Cerrando la dosificación, la bomba se desconecta automáticamente después de alcanzar su presión máxima.

Paso 6
Los rodillos eléctricos pueden resultar más cómodos que los rodillos manuales convencionales, pues evitan tener que impregnar y escurrir el rodillo continuamente.