Herramientas de bricolaje

Candados y cadenas para bicicletas

Candados y cadenas para bicicletas

Autor:

Para evitar que nos roben la bicicleta, debemos amarrarla de una forma segura. Eligiendo el candado adecuado a nuestras necesidades conseguiremos una sujeción fiable. En Bricomanía os enseñamos algunos tipos de candados.

Paso a paso

Paso 1
El mercado nos ofrece una gran variedad de candados, de diferentes tamaños y materiales y con distintos sistemas de sujeción. Algunos se cierran y abren con llave y otros, empleando una combinación de números.

Paso 2
Colocar un candado es una tarea muy sencilla. Lo primero será asegurarnos de que el soporte al que vamos a atar la bicicleta no se pueda cortar ni desarmar con facilidad. Una vez que elijamos el candado adecuado, fijaremos la bici encadenando las dos ruedas al cuadro.

Paso 3
En el caso de que necesitemos una cadena de medidas especiales, podremos realizarla nosotros mismos. El primer paso será cortar la cadena con una cizalla a la medida que queramos.

Paso 4
También podremos realizar esta tarea con una sierra de calar provista de una hoja para metal. Para que la cadena no se mueva, podremos sujetarla con un tornillo de mesa. La sierra de calar nos permitirá cortar cadenas más gruesas.

Paso 5
A continuación, cortaremos un tubo flexible de plástico teniendo en cuenta la medida de la cadena con la sierra de calar.

Paso 6
Pasamos la cadena hasta el otro extremo de tubo flexible.

Paso 7
Otra alternativa para no rayar la bici es forrar la cadena con cinta adhesiva.

Paso 8
Ahora, sólo nos queda sujetar nuestra bicicleta y colocar el candado. De esta manera, podréis guardar la bicicleta de un modo seguro.