Materiales de bricolaje

Diferentes tipos de protectores para patas de muebles

Diferentes tipos de protectores para patas de muebles

Autor:

Cuando queremos mover los muebles en nuestra casa, en ocasiones, podemos dañar el suelo. Por ello, en Bricomanía os mostramos diferentes protectores para las patas. A la hora de mover o desplazar los muebles, corremos el riesgo de rayar el suelo si la base de las patas no se encuentran bien protegidas.

Paso a paso para poner protección en las patas de un sofa

Paso 1
En los centros de bricolaje y tiendas especializada podréis encontrar una gran variedad de protectores para todo tipo de muebles, en diferentes tamaños y acabados.

Paso 2
A las patas de este sofá les vamos a incorporar unos fieltros antideslizantes. Para eso, lo primero que tendremos que hacer es preparar la superficie pasando una lija de mano de grano medio.

Paso 3
Una vez realizada esta tarea, con la ayuda de un trapo limpiaremos a fondo la superficie lijada para retirar cualquier resto de madera que se haya producido.

Paso 4
Cuando las medidas de los fieltros, que vienen ya preparados, no coincidan con el tamaño de las patas marcaremos su silueta sobre una pieza entera y las cortaremos con unas tijeras.

Paso 5
A continuación, llega el momento en el que procederemos a retirar el papel protector y a pegar los cuatro fieltros antideslizantes en su posición.

Paso 6
También podemos optar por unos tacos protectores, como en este ejemplo. Los tacos protectores que están clavados en las patas de esta silla se han deteriorado, así que los vamos a cambiar por unos nuevos. En primer lugar, sacamos los clavos con unas tenazas y retiramos los tacos viejos

Paso 7
Ya podemos colocar los nuevos protectores, fijándolos con sus correspondientes tirafondos.Para realizar esta tarea, emplearemos el atornillador provisto de una punta adecuada.

Paso 8
Además de este tipo de protectores, también podemos decantarnos por unos tacos de goma que se sujetan por simple presión.

Paso 9
Con estos accesorios, podremos desplazar los muebles de casa con absoluta tranquilidad: nuestros suelos no correrán ningún peligro.