Materiales de bricolaje

Clavos

Clavos

Autor:

Los clavos son el sistema de fijación más simple y sencillo. Existen una gran variedad de clavos, que deberemos utilizar dependiendo de nuestras necesidades a la hora de realizar un bricolaje.  

Tipos
  • Clavo redondo de cabeza plana. Es el más utilizado
  • Clavo redondo de cabeza perdida. Tiene una cabeza pequeña y se puede hundir y disimular mejor.
  • Clavo ovalado. Este tipo de clavo evita que se astille la madera al clavarse en ella.
  • Clavo para yeso. Su forma facilita la fijación en cartón-yeso, escayola o fibras aislantes.
  • Pasador de mampostería. Útil para trabajos de albañilería.
  • Clavo de doble punta. Para ensamblar a la vez dos superficies.
  • Punta fina. Para reforzar ensambles de madera
  • Clavo para aglomerado. Especial para maderas no macizas y fibras.
  • Clavo de tapicero o tachuela. Esta fabricado en un material inoxidable y cabeza grande, evita desgarrar los tejidos.
  • Cuña para marcos. Sujeta la moldura al cuadro, y se retira fácilmente.
  • Clavo de adorno o chincheta de tapicería. Se usa en tapicería para adornar o rematar.
  • Clavo-tornillo. Es una mezcla entre un clavo y un tornillo, se coloca con martillo pero se autorosca.
  • Grapa aislante. Se utiliza para sujetar cables eléctricos.
  • Grapas. Facilitan la sujeción, en tareas de carpintería y en tapicería