Materiales de bricolaje

Por qué el suelo radiante eléctrico es una apuesta segura por la eficiencia energética

Por qué el suelo radiante eléctrico es una apuesta segura por la eficiencia energética

Autor:

Hoy os explicamos por qué el suelo radiante eléctrico es una apuesta segura por la eficiencia energética y en qué consiste este innovador sistema de calefacción invisible

Hoy en día la eficiencia energética y la arquitectura bioclimática son aspectos fundamentales que consideramos cuando elegimos vivienda o a la hora de equipar nuestra casa con las instalaciones más adecuadas y, sobre todo, más eficientes en cuanto al gasto. La eficiencia energética, que consiste en la optimización de los procesos productivos para reducir el consumo de energía, tiene en la calefacción radiante eléctrica una gran amiga y aliada, un sistema apreciado por arquitectos, constructores y técnicos de certificación energética.

A diferencia de lo que podría creerse, este sistema de calefacción, también llamado suelo radiante eléctrico, ofrece un ahorro de energía de hasta un 30% en comparación con los sistemas de calefacción convencionales, como podrían ser los radiadores tradicionales. Pero ¿de dónde procede este ahorro? ¿Qué ventajas funcionales presenta el suelo radiante eléctrico para convertirlo en uno de los sistemas de calefacción más eficientes? Veamos, en primer lugar, en qué consiste este innovador sistema de calefacción invisible, pero muy perceptible.

Los expertos en sistemas de climatización Ducasa, nos explican que el suelo radiante eléctrico suele estar compuesto por cables calefactores eléctricos que se instalan bajo el pavimento y cuyo funcionamiento está controlado por un termostato o sistema inteligente. Su funcionamiento se basa en la distribución del calor de abajo a arriba, emulando la calefacción ideal (de manera creciente, hacia arriba) y alcanzando una altura de confort de hasta 2,5 metros, el espacio donde solemos habitar. En este proceso casi la mitad de la energía es emitida en forma de calor radiante de baja temperatura, que se distribuye de manera uniforme por las estancias sin provocar puntos calientes con desperdicio de calor. El ahorro procede, precisamente, de la emisión a baja temperatura y de la proporción de la superficie del cuerpo emisor, lo que consigue una óptima sensación de calidez y confort usando mucha menos energía y, por tanto, recortando la factura.

Suelo radiante electrónico

El suelo radiante ya es la opción preferida para las edificaciones de arquitectura y diseño bioclimático. Si estáis eligiendo la mejor calefacción para vuestro hogar apostad por los sistemas eficientes, como el suelo radiante eléctrico. Además de reducir el consumo de energía, estaréis apostando por una calefacción segura, más limpia y, en definitiva, más respetuosa con el medio ambiente.