Técnicas de bricolaje

Sujeción de lavabo con taco químico

Sujeción de lavabo con taco químico

Autor:

Vamos a sujetar un lavabo con un taco químico para evitar que se caiga por su propio peso. Os lo enseñamos paso a paso a continuación

Cuando un lavabo suspendido de la pared cede, corremos el peligro de que caiga al suelo si nos apoyamos en él. Una buena solución es utilizar taco químico que crea una unión más sólida que los mecánicos, y está indicado para anclajes y soportes frágiles. Os enseñamos a continuación el paso a paso para este trabajo.

Paso a paso para sujetar un lavabo con un taco químico

Paso 1
Primero, cerramos la llave de paso del agua. Soltamos los latiguillos, el tornillo de sujeción del lavabo al sifón, las tuercas que sujetan el lavabo a la pared, y lo retiramos. Quitamos también los tornillos de anclaje y los tacos.

Paso 2
Como la superficie en la que vamos a trabajar es hueca, agrandamos los orificios que ya tenemos hechos en la pared con una broca de diámetro adecuado a los tamices plásticos que vamos a emplear.

Paso 3
Una vez hechos los nuevos orificios, retiramos el polvo que se haya producido al taladrar con ayuda del aspirador e introducimos los tamices. Llenamos los huecos desde el fondo con el taco químico. Este producto, de alta resistencia, se puede aplicar con una pistola universal para cartuchos. Introducimos los vástagos y dejamos endurecer el producto. A continuación, volvemos a colocar el lavabo en su posición, realizando todas las conexiones.