Técnicas de bricolaje

Ensamblar una clavija con taladradora

Ensamblar una clavija con taladradora

Autor:

Ensamblar una clavija con una taladradora. Os enseñamos la técnica de ensamblado y unión de dos piezas de madera con una clavija y la ayuda de un taladro.

Una de las técnicas más efectivas para unir dos piezas de madera es la utilización de una taladradora para colocar la clavija. Además, podemos usarla para realizar otra serie de funciones como restaurar muebles antiguos, unir molduras o realizar pequeños muebles.

En lo que se refiere a las clavijas (o "espiguillas"), las definiremos como unos cilindros de madera ranurada y muy dura, lo que provoca que la adherencia de la cola sea mejor. Se presentan de diferentes tamaños, normalmente de entre 6 y 12 mm.

Para ensamblar de forma directa, hay que sujetar y taladrar a la vez las dos piezas que se quiere unir. A continuación, será suficiente con insertar la clavija encolada en el agujero, utilizando para ello una maza o martillo. En el supuesto caso de que el ensamble sea "oculto", deberemos taladrar los orificios de las clavijas solamente en una de las piezas que deseemos ensamblar. Posteriormente, introduciremos en los agujeros recién hechos las puntas marcadoras de clavijas.

Al presionar con la otra pieza que se desea ensamblar, con un punzón marcaremos la situación exacta donde se deberán hacer los taladros. Taladraremos en la zona marcada para insertar las espigas y una vez encoladas, las colocaremos en los orificios sujetándolas con un gato a la espera de que la cola se endurezca.

El kit para enclavijar se puede comprar completo. En el mismo, se incluirá una pieza útil para marcar la situación exacta del taladro y conseguir que las piezas encajen, además de la broca y las espiguillas.