Técnicas de bricolaje

Cómo alargar un enchufe de una instalación eléctrica

Cómo alargar un enchufe de una instalación eléctrica

Autor:

Con el fin de ampliar la instalación telefónica, eléctrica o de la antena con una nueva toma de enchufe, tenemos que llevar los cables desde la toma ya existente hasta el nuevo desplazamiento.

Existen dos métodos para llevar a cabo este proceso: el tendido superficial, que es el procedimiento más sencillo y rápido, ya que los cables se pegan o se clavan directamente sobre la pared; y el tendido empotrado, que permite ocultar por completo lo cables picando la pared para hacer rozas, que se rellenarán a continuación antes de pintar.

A pesar de que la instalación empotrada es mucho más segura y decorativa, el tendido superficial es una excelente solución temporal hasta que se realice una instalación definitiva aprovechando la reforma de la habitación.

Para llevar superficialmente un cable existen varios métodos:

El más sencillo, consiste en pegar el cable directamente al rodapié o las molduras de las puertas. También podemos fijarlo a la pared utilizando unas abrazaderas portacables o grapas.

Los portacables o regletas, que pueden ser empapeladas o pintadas, están indicadas para viviendas con niños, ya que evitan que los cables queden al alcance. Estas regletas también pueden incorporar tomas de enchufes a interruptores múltiples.

Aunque existe otra opción segura y a la vez estética, la de los modernos rodapiés con canales para llevar cables.

Vamos a detallar paso a paso los diferentes sistemas de fijación:

Gracias a los adhesivos podremos fijar el cable. Eso sí, tenemos que aplicarlos sobre la pared para no estropear la manguera plástica protectora del cable.

Las grapas de plástico nos ayudan a sujetar el cable a los revestimientos de madera o a la pared con un simple clavo.

Antes de sujetar el cable, fijaremos las abrazaderas metálicas. Debido a que permiten liberar fácilmente el cable, son la mejor solución para instalaciones temporales.

Los tubos portacables y las regletas cumplen la función de proteger el cable. La mayoría de los modelos existentes son autoadhesivos, lo que se facilita su colocación.

Además de transportar el cable, la regleta para enchufar múltiples da la posibilidad de colocar varias tomas de corriente en su propio soporte.

Existen modelos de rodapiés que poseen un conducto hueco que sirve para transportar lo cables de forma invisible.