Técnicas de bricolaje

Problemas con los radiadores

Problemas con los radiadores

Autor:

En ocasiones pueden surgir problemas con los radiadores. Por ello, desde Hogarutil.com os damos unos consejos para los pequeños problemas que pueden surgir en en el hogar.

A pesar de que la instalación y modificación del circuito de calefacción son tareas que deben ser realizadas por un profesional, las pequeñas averías en los radiadores pueden ser solucionadas de una forma sencilla si contamos con las herramientas adecuadas.

Algunos de los problemas más habituales con los que nos podemos encontrar son los siguientes:

La pérdida de poder calefactor por culpa de las bolsas de aire. Nos daremos cuenta de este problema si al tocar la parte superior del radiador está fría. Normalmente, ocurre cuando al principio de la temporada invernal, después de haber estado meses sin usar la calefacción. La solución es purgar el radiador, es decir, eliminar el aire acumulado en su interior a través de la válvula purgadora.

Son también frecuentes los goteos provocados por la pérdida de estanqueidad de las juntas y llaves, al igual que las pequeñas fisuras que aparecen en las tuberías o radiadores de conducción al dilatarse el metal, como consecuencia de los cambios bruscos de temperatura.

Y ahora vamos con las soluciones:

Con el objetivo de purgar el radiador deberemos girar la válvula que se encuentra en uno de los extremos superiores con una llave especial o, en algunos modelos, con un simple destornillador, hasta que salga todo el aire. Cerraremos la válvula una vez purgado el radiador.

En el caso de que el radiador tenga aire frecuentemente, podemos instalar una válvula de purgado automático. Esta válvula especial la podemos adquirir en almacenes de saneamiento y se enrosca directamente en el radiador sustituyendo al purgador manual.

Las pequeñas fisuras en las tuberías o en el radiador se solucionan sin necesidad de vaciar el circuito. Será suficiente con utilizar masilla de secado rápido o pegamento de metal líquido, que se aplicará directamente sobre la fisura utilizando una pequeña espátula.

Si se produce un goteo en las llaves de entrada o salida del radiador, arreglaremos este problema cubriendo la rosca con un poco de cinta de teflón antes de volver a apretar la tuerca.

El goteo también puede deberse a la pérdida de estanqueidad de las juntas de goma de las llaves. Para sustituirlas, deberemos vaciar el circuito para poder desmontar la llave y reponer la junta deteriorada.