Técnicas de bricolaje

Cómo renovar un mueble de baño

Cómo renovar un mueble de baño

Autor:

Existen diversas causas por las que los muebles antiguos acaban arrinconados en el trastero o en el contenedor de la basura como por ejemplo, las sucesivas capas de pintura y suciedad o la falta de utilidad.

Con lo que si los queremos aprovechar, tendremos que reciclarlos. Pero no hablamos solamente de limpiarlos o repararlos, sino también de asignarles un nuevo uso acorde a sus características, condiciones en las que se encuentran o a nuestras propias necesidades.

En la tarea que abordamos, se ha transformado un viejo armario de cuarto de baño en un útil especiero de cocina. Para lograrlo, ha sido suficiente con sacar a la luz la vieja madera y sustituir el viejo cristal por una reja de metal que permita divisar el interior del armario. Además, y para que que se adapte a su nueva función, se ha tapizado con paños de cocina.

Vamos a verlo de una forma más detallada:

Para empezar, desmontamos los herrajes para facilitar la limpieza y el decapado. Retiramos el espejo y con la ayuda del destornillador retiramos la tablilla posterior de la puerta.

Con una brocha, aplicamos el decapante. Una vez que la pintura se haya desprendido, pasamos la espátula para retirarla. Volvemos a aplicar el decapante y frotamos la madera con un estropajo de acero.

Pasamos un paño empapado en alcohol de quemar para retirar los paños del decapante antes de proceder a teñir la madera con tinte-cera color, que aplicaremos con una brocha.

A la hora de sustituir el espejo es cuando entra en escena la tela de gallinero. La cortaremos a medida con unos alicates y la grapamos al marco de madera de la puerta.

Cubrimos las grapas con un junquillo de madera, que lo cortaremos a inglete con un serrucho de costilla antes de clavarlo en el marco de la puerta.

Para finalizar, forraremos el interior del mueble con un paño de cocina, el que pegaremos sobre la madera con cola blanca o adhesivo textil.