Técnicas de bricolaje

Cambiar la mecha de una estufa de parafina

Cambiar la mecha de una estufa de parafina

Autor:

En este briconsejo vamos a aprender a cambiar la mecha de una estufa de parafina cuando se deshaga entre los dedos o presente un aspecto rígido. 

Las estufas de parafina resultan muy prácticas porque calientan rápidamente, funcionan con un combustible bastante seguro y duran muchos años sin demasiado mantenimiento. Retiramos el depósito y encendemos el quemador. 

Cuando se ha consumido todo el combustible, quitamos el quemador, el selector y después el mando de encendido. Soltamos el embellecedor, desatornillándolo únicamente de la parte inferior. Limpiamos bien el mecanismo con un papel o un aspirador evitando mojarlo con agua porque le provocaríamos daños irreparables. 

Desconectamos la clavija que va de la placa al encendido: soltamos las palomillas que sujetan la pieza central y extremos la mecha, con cuidado de no abollar la arandela del interior, que es la que da movilidad a la mecha. 

Introducimos los salientes metálicos de la mecha en las ranuras de la arandela, ejerciendo una ligera presión. Colocamos la mecha en el interior del mecanismo, ponemos el selector y lo giramos para comprobar que ha quedado enganchada.

Montamos de nuevo las piezas y, antes de encender, esperamos a que la mecha empape bien la parafina. Una media hora después podemos disfrutar del calor en toda regla de la estufa.