Tareas de bricolaje

Termostatos con temporizador

Termostatos con temporizador

Autor:

En este briconsejo, os proponemos colocar un cronotermostato con control a distancia para controlar la calefacción de nuestros hogares según las necesidades que tengamos. Muchos de nosotros contamos con una caldera y varios radiadores para calentar las habitaciones de nuestras casas de forma eficiente.

Los cronotermostatos combinan la función de un termostato ambiente junto con la de un programador horario, es decir, posibilitan el control y la regulación de la temperatura, contribuyendo aún más al ahorro de energía.

Paso a paso para instalar un termostato con temporizador:

Paso 1
Nosotros vamos a retirar el termostato que teníamos colocado y, en su lugar, vamos a poner un cronotermostato con sonda exterior, de uso individual. Retiramos el embellecedor y soltamos los tirafondos que sujetan la base, con un destornillador.

Paso 2
Luego, presentamos la base del cronotermostato en la pared y marcamos con un lápiz los puntos de fijación.

Paso 3
Con un taladro y una broca de widia, del mismo diámetro que los tacos que vamos a utilizar, hacemos los orificios.

Paso 4
A continuación, introducimos los tacos de nylon con la ayuda del martillo.

Paso 5
Presentamos de nuevo la base en su posición, sacamos los cables a través del agujero y fijamos la pieza a la pared, con unos tirafondos.

Paso 6
El siguiente paso consistirá en hacer las conexiones de los cables, colocándolos en los bornes correspondientes del nuevo aparato.

Paso 7
Para terminar, encajamos la tapa embellecedora en la base.

Paso 8
La sonda o sensor de temperatura y humedad que viene también en el kit, la pondremos en el exterior de nuestra casa, en un lugar en el que no le de directamente el sol y no muy lejano del cronotermostato interior, de cara a poder sincronizarlos adecuadamente.

Paso 9
Ahora, ya podremos programar el cronotermostato según las indicaciones del fabricante y nuestras propias necesidades.

Paso 10
Si combinamos este cronotermostato con un módulo telefónico, podremos controlar la temperatura de nuestra casa desde cualquier lugar, siempre que esté conectada la corriente eléctrica y el suministro de combustible con el que funcione (gas, gasoil...).

Paso 11
El módulo telefónico analógico permite controlar el cronotermostato a distancia, usando la red telefónica fija de la casa. Así, podremos activar y desactivar la calefacción y seleccionar la temperatura.

Paso 12
Este otro módulo de teléfono GSM nos permite controlar la calefacción, usando una tarjeta SIM de prepago. Esta opción resulta adecuada en el caso de segundas residencias, ya que nos permitirá tener la casa con una temperatura acogedora, cuando lleguemos.