Tareas de bricolaje

Cómo adaptar los remaches a distintas medidas

Cómo adaptar los remaches a distintas medidas

Autor:

A la hora de remachar, es importante conocer la medida total de los diferentes espesores a unir. Con ese valor podremos determinar correctamente el largo de los remaches y, por consiguiente, obtener una óptima fijación. Si tenemos en cuenta esta regla fundamental y seguís este briconsejo que os ofrecemos paso a paso conseguiréis unos remaches adaptados inmejorables.

Herramientas básicas: remaches adaptados:

Paso 1
En el mercado encontraremos una amplia gama de remaches, con distintas medidas y grosores, y fabricados en diferentes materiales.

Paso 2
De todos modos, si tenemos en casa unos remaches que resultan excesivamente largos para el trabajo que queremos realizar, los podremos aprovechar adaptándolos al tamaño adecuado.

Paso 3
Para eso, lo primero que tendremos que hacer es separar el vástago de la cabeza. Realizaremos esta tarea golpeando suavemente el remache con un martillo.

Paso 4
Después, cortamos la cabeza del remache a medida. En este caso la herramienta que emplearemos será una sierra de mano especial para metales.

Cómo adaptar los remaches a distintas medidas - Paso 5Paso 5
Retiramos las rebabas producidas al cortar con una lima.

Paso 6
Por último, insertamos de nuevo el vástago. Realizaremos la operación tantas veces como remaches necesitemos.

Paso 7
De esta forma podremos remachar la pieza en su posición. Debemos tener en cuenta que los remaches proporcionan una fijación sólida y duradera.