Albañilería

Carro para la leña

Carro para la leña

Autor:

En este apartado de Bricomanía os sugerimos la construcción de un práctico carro para leña, de estructura ligera, con el que podremos tener la leña a mano.

Un carro para la leña, es un trabajo realmente interesante y práctico, que nos ayudará a tener la leña siempre a mano y ordenada, para poder disfrutar del abrigo de una chimenea sin ningún problema, un verdadero lujo. Una tarea al alcance de cualquier aficionado al bricolaje.

Para realizar la estructura del carro emplearemos un tubo cuadrado de hierro, que en nuestro caso será de 30 X 30. Cortaremos las piezas que necesitemos y las uniremos, empleando la técnica de la soldadura al arco. Sobre la base y en los laterales del carro pondremos unas chapas de aluminio, y remataremos el trabajo, añadiendo unas ruedas que nos permitirán desplazar el carro, de un lugar a otro, con total comodidad. 

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para cortar metal
  • Soldador al arco
  • Máscara de soldar
  • Piqueta
  • Mini-amoladora
  • Disco para rebarbar
  • Taladro eléctrico
  • Broca para metal de 5 mm de diámetro
  • Broca para metal de 9 mm de diámetro
  • Rodillo
  • Cubeta
  • Materiales
  • Tubo de hierro de 30 X 30
  • 4 ruedas
  • Chapa de aluminio de 2 mm de grosor
  • Esmalte metálico
  • 4 tapones
  • Adhesivo extra-fuerte
  • 4 tornillos de M 8
  • 4 tuercas de M 8
  • 4 arandelas
  • 2 asas o tiradores
  • Electrodos de 1,2 mm de diámetro
Paso a paso para hacer carro para la leña

Paso 1
Comenzaremos trazando las líneas de corte de las piezas de hierro, con la ayuda de la escuadra y una tiza. Los extremos de las piezas que formarán el marco irán en ángulo de 45º y en el caso de los postes, los cortes de los extremos serán rectos.

Paso 2
Nos ponemos unas gafas protectoras y unos guantes, y cortamos el tubo con la sierra de calar y una hoja especial para metal, de gran progresión de corte. Para trabajar con mayor comodidad, amarraremos firmemente la pieza a la mesa con una sargenta.

Paso 3
Cuando hayamos cortado las ocho piezas, repasamos las zonas de corte con la amoladora provista de un disco adecuado para rebarbar metal; de este modo, eliminaremos las rebabas y mejoraremos la superficie de soldadura.

Paso 4
Presentamos las piezas que configurarán la base rectangular sobre una tabla de madera, para evitar dañar la mesa y las sujetamos con unas escuadras magnéticas.

Paso 5
Luego, cebamos el arco, es decir, frotamos varias veces el electrodo sobre una pieza mártir hasta que salgan chispas. A la hora de realizar este tipo de trabajo, debemos asegurarnos que el espacio dispone de una ventilación adecuada.

Paso 6
Inmediatamente después, damos unos puntos de soldadura en los cuatro ángulos, para que las piezas no se separen. Para soldar con seguridad, es importante llevar ropa adecuada, unos guantes fuertes y una careta protectora.

Paso 7
A continuación, eliminamos la escoria con la ayuda de una piqueta y retiramos el picado de la misma, con un cepillo metálico.

Paso 8
Una vez que hayamos comprobado que el rectángulo está a escuadra, damos los cordones definitivos de soldadura, desplazando el electrodo de izquierda a derecha de forma constante. En el caso de una persona zurda, el desplazamiento del electrodo será a la inversa; de derecha a izquierda.

Paso 9
Después, alisamos las zonas de soldadura con la mini-amoladora, consiguiendo un acabado perfecto.

Paso 10
Procediendo de la misma forma, soldamos también los cuatro postes. Presentamos las piezas en su posición, las sujetamos con las escuadras magnéticas y damos unos puntos de soldadura. Luego, punteamos la uniones, retiramos la escoria y después de comprobar que los ángulos están a escuadra, aplicamos un buen cordón de soldadura para fijarlos definitivamente.

Paso 11
Vamos a cubrir la base y los laterales con unas chapas de aluminio, así que tendremos que cortarlas a medida empleando la sierra de calar y una hoja para metal. Nos ponemos unas gafas protectoras.

Paso 12
Cuando hayamos cortado las tres chapas de aluminio, colocaremos una de ellas en la base del carro y marcaremos los puntos de fijación, con la ayuda de un martillo y un clavo.

Paso 13
A continuación, realizamos los orificios pasantes que nos servirán para fijar tanto la base como las ruedas. Para hacer esta tarea, utilizaremos el taladro atornillador y una broca para metal del mismo diámetro que los tornillos con los que sujetaremos las ruedas; en este caso, de 9 mm de diámetro.

Paso 14
Sustituimos la broca por otra más fina, concretamente de 5 mm, y hacemos los agujeros para colocar las asas. Para evitar dañar la mesa, pondremos una pieza de madera debajo los postes.

Paso 15
Antes de pintar la estructura metálica, la limpiamos adecuadamente con un trapo humedecido en alcohol o acetona. Después, secamos bien toda la superficie de hierro.

Paso 16
Nos ponemos unos guantes de látex y con un pequeño rodillo de espuma, damos un esmalte antióxido, de aplicación directa, en nuestro caso de color negro. Si vuestro producto no es de aplicación directa, tendréis que dar primero un fondo fijador. Para evitar manchar la mesa, es conveniente taparla con un plástico o papel protector.

Paso 17
Cuando el esmalte se haya secado, unimos la chapa de la base a la estructura metálica y a las cuatro ruedas, con tornillos, arandelas y tuercas. Para apretar éstas últimas, emplearemos una llave fija y la llave inglesa.

Paso 18
Ahora vamos a fijar las dos piezas laterales de aluminio. Aplicamos adhesivo extra-fuerte en la cara interior de los postes y colocamos las piezas en su posición, presionándolas ligeramente para que se adhieran bien. Sujetamos las piezas a la estructura con unas mordazas, hasta que el adhesivo se endurezca.

Paso 19
Completamos el montaje fijando las asas a los postes con unos tirafondos e introduciendo los tapones de remate, con la ayuda de una maza de nylon.

Paso 20
De esta manera tan sencilla, habremos construido un práctico carro para la leña, de línea moderna, que nos permitirá cargar, transportar y almacenar una gran cantidad de madera para alimentar el fuego de nuestra chimenea en invierno.