Albañilería

Puerta cancela

Puerta cancela

Autor:

En esta tarea de Bricomanía vamos a colocar una puerta cancela de malla para acceder al patio.

Empleando la técnica de la soldadura al arco podemos crear sólidas estructuras metálicas para distintas finalidades. En esta tarea de bricolaje, os proponemos la construcción de una puerta cancela que colocaremos en una zona de paso del exterior de la vivienda. Un trabajo interesante y fácil de realizar que os enseñaremos, paso a paso, desde Hogarutil.com.

Para hacer el marco de la puerta utilizaremos unos perfiles metálicos con forma de L. Cortaremos las piezas que necesitemos y las uniremos con soldadura. Luego, encajaremos la malla en el interior del rectángulo y la sujetaremos con unos junquillos que también irán soldados al marco. Por último, protegeremos y decoraremos la estructura con un esmalte acrílico, en este caso, de color verde.

  • Herramientas
  • Pistola para pintar
  • Sierra de calar
  • Hoja para metal
  • Soldador al arco
  • Máscara de soldar
  • Piqueta
  • Mini-amoladora
  • Disco para rebarbar
  • Pistola aplicadora para silicona
  • Materiales
  • Perfil en L
  • Malla electrosoldada galvanizada
  • Perfil metálico en tubo de 30 X 15 mm
  • Pernios metálicos
  • Electrodos de 2 mm
  • Taco químico
  • Varilla roscada de M 8
  • Tuercas de M 8
  • Arandelas de 8 mm de diámetro
  • Imprimación selladora
  • Esmalte acrílico
  • Pestillo
Paso a paso para construir una puerta cancela:

Paso 1
En primer lugar, marcamos y cortamos los perfiles metálicos que formarán el marco de la cancela con los extremos en ángulo de 45º. Para hacer esta tarea, utilizaremos la sierra de calar y una hoja especial para cortar metal. Del mismo modo cortaremos los junquillos.

Paso 2
Cortamos también la malla electrosoldada a medida, con los extremos en ángulo recto. Para trabajar con mayor comodidad, os aconsejamos que sujetéis bien la malla a la mesa con unas mordazas. Nos protegeremos los ojos con unas gafas y las manos con unos guantes fuertes

Paso 3
Con todas las piezas preparadas, ya podemos comenzar a montar el marco de la puerta. Presentamos los perfiles sobre una superficie plana y los sujetamos con unas escuadras magnéticas.

Paso 4
Cebamos el arco, es decir, frotamos varias veces el electrodo sobre un mártir hasta que salgan chispas y después, damos unos puntos de soldadura en las zonas de unión para que las piezas no se separen. Para llevar a cabo la técnica de la soldadura al arco, es de suma importancia protegerse bien con unos guantes y una careta y vestir ropa adecuada.

Paso 5
A continuación, damos unos golpes con la piqueta y, una vez realizada esta tarea, deberemos retirar toda la escoria que se haya podido producir con la ayuda de un cepillo metálico de púas.

Paso 6
Después de comprobar que el rectángulo está a escuadra, damos los cordones de soldadura en los puntos de unión, desplazando el electrodo de izquierda a derecha de forma constante.

Paso 7
Luego, repasamos las zonas de unión con la miniamoladora para igualar la superficie. Tened en cuenta que el disco que vayáis a utilizar es el adecuado, es decir, para desbarbar metal.

Paso 8
Encajamos la malla en el interior del rectángulo, presentamos los junquillos y, procediendo de la misma forma, unimos las piezas al marco con soldadura.

Paso 9
Después de fijar los herrajes en la puerta, preparamos la imprimación selladora y la aplicamos en toda la estructura metálica con la ayuda de la pistola para pintar.

Paso 10
Cuando el producto se haya secado, diluimos el esmalte en un 10% de agua y cubrimos bien la cancela empleando la misma herramienta. Entre la amplia gama de esmaltes que podemos encontrar en el mercado, nosotros nos hemos decantado por uno acrílico de color verde.

Paso 11
En este paso y mientras el producto se seca, presentamos en la fachada de la caseta los soportes de fijación, los nivelamos y marcamos los puntos a taladrar.

Paso 12
Marcados los puntos a perforar, con el taladro en posición de percusión y una broca de widia, adecuada para este tipo de trabajo, realizamos los orificios.

Paso 13
Después de limpiar bien el interior de los agujeros, los rellenamos con taco químico. Para aplicar este producto bicomponente nos ayudaremos de una pistola de silicona convencional.

Paso 14
Antes de que el taco se seque, insertamos las varillas. Comenzaremos enroscándolas, poco a poco, con la mano y después, remataremos el trabajo dando unos golpes con el martillo. Dejamos que el producto se endurezca.

Paso 15
Lo siguiente que haremos es introducir las pletinas en las varillas y amarrarlas con arandelas y tuercas. Para apretar estas últimas emplearemos una llave inglesa.

Paso 16
Siguiendo el mismo procedimiento colocaremos el poste del otro lado del pasillo: hacemos los agujeros en el suelo, retiramos el polvo y aplicamos el taco químico. Después, introduciremos las varillas roscadas y cuando el producto se haya solidificado, presentaremos el poste en su posición y lo sujetaremos con arandelas y tuercas

Paso 17
Para terminar el trabajo, sólo nos queda colocar la puerta en su lugar, encajando adecuadamente las bisagras. Realizaremos esta tarea con mayor facilidad si contamos con la ayuda de otra persona.

Paso 18
Gracias a esta práctica puerta cancela podremos abrir y cerrar la zona de paso, en función de nuestras necesidades. Siguiendo los pasos que os hemos dado vosotros también podréis realizar la puerta y colocarla donde queráis sin ninguna dificultad.