Albañilería

Construir una valla para el jardín

Construir una valla para el jardín

Autor:

En esta tarea de Bricomanía vamos a delimitar los espacios del jardín instalando una valla de madera para el jardín para crear una zona discreta.

Las vallas de madera son una alternativa muy interesante para delimitar espacios en el jardín. Por este motivo, en esta ocasión, os vamos a enseñar a instalar un modelo de paneles de madera, que nos permitirá crear una zona discreta y protegida de las miradas de los más curiosos.

En el mercado encontraremos una amplia gama de vallas de madera, de manera que podremos elegir el modelo que mas nos guste.

Para fijar los postes al suelo, utilizaremos unas piquetas de hierro galvanizado; introducimos los postes en los soportes metálicos y los fijamos con unos tornillos barraqueros. Luego, sujetamos las vallas a los postes con unas escuadras metálicas.

Reforzamos la protección de las vallas con un lasur y por último, colocamos unas piezas de remate en las testas de los postes.

  • Herramientas
  • Maza
  • Pistola para pintar
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera de 4 mm de diámetro
  • Llave de vaso de 10 mm
  • Nivel
  • Materiales
  • Paneles de madera de 90 X 180 cms
  • Postes de 7 X 7 cms
  • Piquetas de 7 X 7 cms
  • Escuadras de acero inoxidable de 40 X 40 mm
  • Tirafondos de acero inoxidable de 40 X 40 mm
  • Tornillos barraqueros de 6 X 35 mm
  • Arandelas de 6 mm de diámetro
  • Tapas metálicas
  • Adhesivo de montaje
  • Fondo para lasur
  • Lasur
Paso a paso para instalar una valla para el jardín:

Paso 1
Después de trazar el recorrido y señalar los puntos donde colocaremos cada poste, clavaremos un poco las piquetas en la tierra, empleando un taco de madera a modo de mártir y dando golpes con una maza. Comprobamos que las piezas metálicas están a plomada y las introducimos correctamente.

Paso 2
A continuación, insertamos los postes en las bases y hacemos unos agujeros guía, con el taladro y una broca para madera, en nuestro caso de 4 mm diámetro.

Paso 3
Sustituimos la broca por una llave de vaso hexagonal y sujetamos el poste, con unos tornillos barraqueros y unas arandelas galvanizadas, para evitar que se oxiden con la humedad.

Paso 4
Con todos los postes amarrados, marcamos la posición de las escuadras, las colocamos y las fijamos con sus correspondientes tirafondos.

Paso 5
Ya podemos comenzar a poner las primeras vallas. Presentamos los paneles en su posición y atornillamos las escuadras metálicas a las vallas.Resulta mucho más fácil realizar este trabajo con la ayuda de otra persona. Pero, si no tenéis opción y lo vais a hacer solos, os aconsejamos que coloquéis unas escuadras en la parte inferior de los postes para poder apoyar las piezas de madera.

Paso 6
De la misma manera fijamos todos los paneles de madera tratada, ideales para estar a la intemperie, hasta cerrar totalmente la zona deseada.

Paso 7
Una vez que hayamos preparado el fondo para lasur, lo aplicamos en toda la superficie de madera con la ayuda de una pistola de pintar. Cuando el producto se haya secado, damos el lasur empleando la misma herramienta.

Paso 8
Para terminar el trabajo, aplicamos adhesivo de montaje en el interior de las piezas metálicas de remate y las ponemos en las testas de los postes; así, además de proteger las testas decoraremos el cercado.

Paso 9
De esta forma tan sencilla hemos cerrado esta zona del jardín, consiguiendo un espacio íntimo y acogedor. Escoged el modelo de valla que más os guste y siguiendo las pautas que os hemos dado, podréis realizar el trabajo sin ningún problema y obteniendo un resultado excelente.