Albañilería

Cerramiento de madera

Cerramiento de madera

Autor:

Cerramiento de madera. En esta tarea de Bricolaje de Bricomanía veremos, paso a paso, como llevar a cabo la instalación de estas vallas de madera.

Instalar un cerramiento de madera, es una buena alternativa si queremos cerrar una zona del jardín para conseguir privacidad, seguridad o incluso como elemento ornamental. Las vallas de madera son fáciles de colocar y, protegiéndolas con un producto adecuado, conseguiremos que soporten perfectamente las inclemencias del tiempo.

Para fijar los postes al murete utilizaremos unas bases de hierro galvanizado y para afianzarlos en la tierra, emplearemos unas piquetas del mismo material.A continuación, introduciremos los postes en los soportes metálicos y los sujetaremos con unos tornillos barraqueros. Después de fijar las vallas a los postes con unas escuadras metálicas, reforzaremos la protección de la madera con un lasur, que en nuestro caso será incoloro. Por último, colocaremos unas piezas de remate en las testas de los postes, que irán pegadas con un adhesivo de montaje especial para exteriores.

  • Herramientas
  • Maza
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera de 4 mm diámetro
  • Llave de vaso de 10 mm
  • Broca para hormigón de 8 mm de diámetro
  • Pistola aplicadora
  • Pistola para pintar
  • Sierra de calar
  • Hoja para madera
  • Nivel
  • Materiales
  • Vallas de madera de 90 X 180 cm
  • Postes de madera de 7 X 7 cm
  • Piquetas de 7 X 7 cm
  • Bases metálicas de 7 X 7 cm
  • Varilla roscada de M 8
  • Tuercas de M 8
  • Arandelas de 8 mm de diámetro
  • Escuadras de 40 X 40 mm
  • Tirafondos de acero inoxidable de 3 X 25 mm
  • Tornillos barraqueros de 6 X 35 mm
  • Tapas metálicas
  • Adhesivo de montaje
  • Fondo para lasur
  • Lasur incoloro
  • Puerta de madera
  • Bisagras
  • Pestillo
  • Taco químico
Paso a paso para hacer cerramiento de madera

Paso 1
Comenzaremos el trabajo fijando los soportes al murete de piedra que tenemos en el exterior de nuestra vivienda. Para eso, señalamos la línea de referencia con una cuerda sujeta con clavos, presentamos las piezas metálicas y marcamos los puntos de fijación.

Paso 2
Con el taladro en posición de percusión y una broca para hormigón, realizamos los orificios. Después, limpiamos bien el interior de los agujeros y aplicamos taco químico con la ayuda de una pistola convencional para silicona.

Paso 3
Antes de que el producto se seque, insertamos las varillas roscadas con sus correspondientes tuercas. Primero, las introduciremos poco a poco con la mano y remataremos el trabajo con la ayuda de un martillo.

Paso 4
Una vez que el taco químico se haya endurecido, introducimos las bases en las varillas, comprobamos que están a nivel y las fijamos con arandelas y tuercas. Apretaremos las tuercas utilizando una llave inglesa o una llave fija.

Paso 5
Ahora, vamos a clavar las piquetas metálicas en la tierra. Para hacer este trabajo nos ayudaremos de una maza y emplearemos un listón de madera a modo de mártir, así evitaremos dañar los soportes.

Paso 6
Cuando tengamos todas las bases colocadas, introduciremos los postes de madera y los fijaremos con unos tornillos barraqueros. Para introducir estos últimos, utilizaremos el taladro atornillador provisto de una punta adecuada.

Paso 7
Hacemos unos agujeros guía en los postes y fijamos las escuadras metálicas con unos tornillos de acero inoxidable. Luego, posicionamos las vallas y las sujetamos con las escuadras.

Paso 8
En nuestro caso, la última valla no entra entera así que tendremos que adaptarla al hueco. Presentamos la pieza en su posición, trazamos la línea de corte y con la sierra de calar y una hoja especial para madera la cortamos a medida.

Paso 9
A continuación, colocamos la valla en su lugar y la sujetamos también con las escuadras metálicas.

Paso 10
Es el turno del acabado. Comenzaremos dando un fondo para lasur en toda la superficie de madera empleando la pistola de pintar. Tendremos que mezclar previamente el producto con un 10% de agua, tal y como nos indica el fabricante.

Paso 11
Una vez que el fijador se haya secado, prepararemos el lasur y lo aplicaremos con la misma herramienta, dejando una distancia mínima respecto al vallado de 20-25 cm.

Paso 12
Dejamos que el producto se seque, presentamos la puerta en su posición, ya barnizada, y la sujetamos con unas bisagras rústicas. Estos herrajes los podréis encontrar fácilmente en cualquier tienda de bricolaje.

Paso 13
Aplicamos un adhesivo de montaje, especial para exteriores, tanto en las piezas de remate como en las testas de los postes, y colocamos estas piezas de remate en su lugar, presionando para que el producto se impregne bien.

Paso 14
Finalmente, pondremos un pestillo para poder cerrar la puerta. La pieza más grande irá atornillada a la puerta y la pequeña al poste.

Paso 15
Y, este es el resultado: un cerramiento de madera, práctico y original, que además aporta un toque decorativo y personal al entorno.