Albañilería

Revestimiento cerámico para mesa

Revestimiento cerámico para mesa

Autor:

Vamos a ver cómo realizar un revestimiento cerámico a una mesa. De esta manera, le cambiaremos su aspecto por uno más renovado y actual.

En esta ocasión, os proponemos la creación de una encimera para mesa, partiendo de un tablero de contrachapado y unas baldosas. Un trabajo fácil, práctico y decorativo, que nos permitirá aprovechar cualquier estructura metálica que tengamos. ¡Vamos a ver el revestimiento cerámico para mesa!

  • Herramientas
  • Pistola aplicadora de silicona
  • Lijadora orbital
  • Paletina
  • Llana de goma
  • Cubeta
  • Ingletadora
  • Materiales
  • Tablero de contrachapado hidrófugo de 15 mm
  • Baldosas
  • Adhesivo de montaje
  • Perfil de aluminio de 30 X 4 mm
  • Esmalte antióxido
  • Tapones de plástico
  • Pasta para juntas
  • Masilla reparadora
Paso a paso para hacer un revestimiento cerámico a una mesa

Paso 1
Antes de empezar a trabajar, tendremos que tener claro el diseño del sobre que vamos a realizar. Una vez que lo hayamos decidido, cortaremos varias baldosas, en este caso de cerámica, con la ayuda de un cortante.

Paso 2
Retiramos el papel protector de la cara posterior de las piezas y damos un adhesivo de montaje, de gran agarre inicial, empleando la pistola aplicadora de silicona. Después, colocamos las baldosas en su posición.

Paso 3
Cuando hayamos formado un marco con el material cerámico, procedemos a rellenar el hueco de la parte central con unas teselas metálicas. Quitamos la protección, aplicamos el adhesivo y pegamos las piezas sobre el tablero.

Paso 4
El siguiente paso consiste en cortar unos perfiles de aluminio a medida, para cubrir los cantos de la pieza hidrófuga. Medimos, marcamos las líneas de corte en los perfiles y los cortamos, con los extremos en ángulo de 45º.
Nosotros vamos a cortarlos con la ingletadora, pero si vosotros no tenéis esta herramienta, podéis realizar la tarea con la sierra de calar o una sierra de mano para metales.

Paso 5
Damos el mismo adhesivo que hemos utilizado para pegar las baldosas en los cantos y colocamos las piezas de remate. Mientras el producto se endurece, ponemos unas tiras de cinta adhesiva a modo de sujeción provisional.

Paso 6
Ahora, vamos a preparar la masa tapajuntas. Echamos el producto en una cubeta y vertemos la cantidad de agua que nos indica el fabricante.
Después, removemos con una espátula hasta conseguir una mezcla homogénea.

Paso 7
Utilizando una llana de goma, aplicamos el producto sellando bien todas las juntas. En este caso, la pasta es blanca, pero en el mercado encontraréis tapajuntas en diversos colores, pudiendo elegir aquel que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Paso 8
Mientras el producto se seca, repasamos toda la estructura metálica con la lijadora orbital provista de una hoja de lija de grano medio. A continuación, limpiamos el polvo que se haya producido con un paño humedecido en alcohol.

Paso 9
Lo siguiente que vamos a hacer es cubrir todos los huecos que tienen nuestras patas, con una masilla reparadora. Nos protegemos las anos con unos guantes de látex y amasamos el producto, hasta conseguir un color uniforme.

Paso 10
Luego, aplicamos la masilla sobre los desperfectos, damos un poquito de forma y esperamos a que se seque.

Paso 11
Transcurrido el tiempo de secado que nos indica el fabricante, lijamos suavemente las zonas reparadas para obtener un buen acabado. Retiramos el polvo producido.

Paso 12
Nos ponemos de nuevo los guantes de látex y con una paletina o una brocha plana, aplicamos un esmalte antióxido, en nuestro caso de color negro, en toda la estructura metálica. De esta forma, además de decorarla, la protegeremos de la humedad y los cambios de temperatura.

Paso 13
Cuando el esmalte se haya secado, retiramos el exceso de tapajuntas con un trapo húmedo. ¡Ya tenemos la encimera terminada!

Paso 14
Para finalizar todo el trabajo, debemos fijar el sobre en la estructura metálica. Aplicamos adhesivo en la parte superior de las patas y colocamos la encimera, bien centrada, presionando ligeramente para que la pieza se adhiera correctamente.

Paso 15
Cuando el producto haya hecho su trabajo, sólo nos quedará colocar la mesa en el lugar deseado. Nosotros hemos decidido ponerlo en el exterior de la vivienda, para que los días soleados podamos disfrutar de agradables almuerzos o meriendas, solos o acompañados.
¡Eso ya, a la elección de cada uno!