Albañilería

Medidor de pared reciclado

Medidor de pared reciclado

Autor:

En Bricomanía os vamos a enseñar a crear un medidor de pared reciclado. De esta manera, los pequeños de la casa podrán ir midiendo cuánto crecen y a la vez decoraremos la habitación infantil.

En este briconsejo, vamos a realizar un medidor de pared infantil, reciclando una moldura de poliestireno que teníamos en casa. Con cinta métrica de papel, que podemos encontrar en los centros de bricolaje, unos adhesivos con motivos infantiles, adhesivo de montaje y una moldura a la que daremos otro uso, haremos un original medidor.

Paso a paso para crear un medidor de pared reciclado

Medidor de pared recicladoPaso 1
Lo primero que haremos será cortar los primeros quince centímetros de la cinta métrica de papel, ya que el medidor lo colocaremos a esa distancia del suelo.

Medidor de pared recicladoPaso 2
Después, añadiremos otros 50 centímetros más para conseguir la altura deseada.

Medidor de pared recicladoPaso 3
Presentamos la cinta sobre la moldura, dejando un pequeño margen, y marcamos la zona de corte.

Medidor de pared recicladoPaso 4
Con la sierra de calar y una hoja adecuada para este tipo de material, cortamos la pieza por la línea trazada.

Medidor de pared recicladoPaso 5
Damos unos puntos de adhesivo de montaje en la moldura y extendemos bien el producto con una espátula, dejando una capa fina.

Medidor de pared recicladoPaso 6
Vamos colocando la cinta métrica sobre el adhesivo, presionando ligeramente para que quede bien adherida.

Medidor de pared recicladoPaso 7
A continuación, aplicamos adhesivo de montaje extra-fuerte en la cara posterior del medidor y lo colocamos en la pared bien nivelado y a 15 cm del suelo.

Medidor de pared recicladoPaso 8
Para finalizar el trabajo, colocamos de forma aleatoria a lo largo del medidor, diferentes adhesivos con motivos infantiles, que le darán un toque más divertido.

Medidor de pared recicladoPaso 9
Ya veis lo que se puede hacer reciclando esos materiales que nos han sobrado de trabajos anteriores y un poco de imaginación.