Albañilería

Cambiar el aspecto del salón

Cambiar el aspecto del salón

Autor:

En este briconsejo de Bricomanía os vamos a enseñar cómo cambiar el aspecto del salón pintando una de las cuatro paredes.

Cambiar el aspecto del salón es algo que necesitamos en ocasiones, ya que con el paso del tiempo y debido a los golpes o las rozaduras, la pared puede presentar pequeñas irregularidades. Por eso, en este briconsejo, os vamos a mostrar cómo dejar la superficie totalmente lisa. Además, aprovecharemos la ocasión para cambiar el tono de la pared.

Paso a paso para cambiar el aspecto del salón

Paso 1
Comenzamos cubriendo el zócalo con plástico protector y delimitamos la zona que vamos a pintar.

Paso 2
Después, repasamos la superficie sobre la que vamos a trabajar con la lijadora orbital y una hoja de lija de grano medio y retiramos el polvo producido.

Paso 3
Aplicamos una fina capa de pasta niveladora en las zonas a reparar y esperamos a que el producto se seque.

Paso 4
A continuación, lijamos suavemente la superficie y damos un fondo fijador al agua, para evitar el rechupado de la pintura.

Paso 5
En las tiendas de bricolaje encontraremos infinidad de modelos y tamaños de brochas, rodillos y almohadillas de pintar. Para realizar la tarea de hoy, una brocha redonda con punta y un rodillo de pelo corto, especial anti-goteo, serán suficientes para obtener un óptimo acabado.

Paso 6
Con el producto ya seco, aplicamos la pintura en ángulos y zonas de unión con la brocha de recortar.

Paso 7
En el resto de la superficie trabajaremos con el rodillo, realizando movimientos en varias direcciones.

Paso 8
Esta pintura plástica, de alta cubrición y secado rápido, es perfecta para pintar paredes y techos de interior. Elegir entre la gran variedad de colores puede ser complicado, nosotros nos hemos decantado por un tono llamado vintage, que aporta un toque de elegancia al salón.

Paso 9
Una vez seca, da una segunda mano de pintura con la que conseguirá cubrir perfectamente la superficie.

Paso 10
Finalmente, con el producto todavía fresco, retiramos cuidadosamente la cinta de carrocero y el plástico protector.

Paso 11
De esta forma tan sencilla, además de reparar las imperfecciones de la pared, hemos conseguido que cambiar el aspecto del salón, para convertirlo en un lugar sofisticado y actual.