Albañilería

Barbacoa con fregadero

Barbacoa con fregadero

Autor:

Desde Bricomanía os enseñamos la instalación de una barbacoa en kit con fregadero, un trabajo fácil y limpio.

Una barbacoa con fregadero, es una gran opción para disfrutar de una buena comida en compañía de nuestros amigos y familiares, ahora que llega este buen tiempo que nos invita a disfrutar al aire libre. Y cómo preparar una barbacoa, es una >de las actividades más habituales en estos tiempos, si tenéis la suerte de contar con un jardín o una terraza en vuestra casa, en Bricomanía os sugerimos la instalación de este accesorio.

Este tipo de elementos se fabrican en distintos materiales, desde piedra hasta acero inoxidable. Las más comunes son las prefabricadas con hormigón aligerado o con ladrillo refractario, muy resistente a las altas temperaturas. Nosotros nos hemos decantado por una barbacoa prefabricada con ladrillo refractario, que además lleva un fregadero incorporado. ¡Vamos a ver lo sencillo que resulta su montaje!

Paso a paso para instalar barbacoa con fregadero

Barbacoa con fregaderoPaso 1
Comenzamos el trabajo presentando los tres soportes verticales o patas de la barbacoa sobre la solera de hormigón, las escuadramos bien y con un lápiz marcamos su posición. La barbacoa necesita un suelo consistente; una base sólida y a nivel. No conviene colocarla directamente sobre la tierra porque puede desestabilizarse y partirse. Si no disponéis ya de una solera de hormigón en vuestro jardín tendréis que construir una bancada antes.

Barbacoa con fregaderoPaso 2
A continuación, preparamos el mortero siguiendo las indicaciones del fabricante. Echamos en una cubeta 7 partes de mortero y una de agua, y con una paleta mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Barbacoa con fregaderoPaso 3
Para evitar que el mortero se seque rápidamente con el sol y después se agriete con facilidad, humedeceremos con agua la base de los soportes verticales y la zona de la solera donde irán colocadas las patas. Para realizar esta tarea, nos ayudaremos de una brocha.

Barbacoa con fregaderoPaso 4
Aplicamos la masa en el suelo y colocamos las patas en su posición, comprobando que están perfectamente niveladas y a plomada. Luego, damos unos golpecitos con la maza de goma, para que las piezas se asienten adecuadamente.

Barbacoa con fregaderoPaso 5
Aplicamos mortero sobre los elementos verticales y colocamos las dos baldas. Para hacer este trabajo necesitaremos la ayuda de otra persona, ya que las piezas pesan considerablemente. Después de comprobar que las baldas están a nivel, dejaremos que el producto frag?1/4e bien durante 7 días aproximadamente; de esta forma, conseguiremos una base muy sólida.

Barbacoa con fregaderoPaso 6
Cuando haya transcurrido el tiempo señalado por el fabricante, procederemos a colocar las otras tres piezas verticales sobre las baldas, fijándolas con el mismo producto. Las asentamos correctamente con la maza de goma, nivelamos y retiramos la masa sobrante.

Barbacoa con fregaderoPaso 7
Para fijar la encimera y montar tanto el hogar como la chimenea, vamos a emplear un mortero refractario que resiste muy bien las altas temperaturas (hasta 1200º). Realizaremos la mezcla en una cubeta de plástico, con las proporciones que nos indica el fabricante.

Barbacoa con fregaderoPaso 8
Ahora, vamos a poner las piezas que harán de arcos decorativos y de refuerzo. Después de humedecer las zonas de unión, aplicamos la masa que acabamos de preparar y las colocamos en su posición.

Barbacoa con fregaderoPaso 9
Volvemos a dar mortero refractario sobre las piezas verticales que están encima de las baldas, y ponemos tanto la encimera como la pieza que tiene el fregadero encastrado, centrándolas adecuadamente. Las asentamos con la maza, que en este caso será de goma, para evitar dañar las piezas.

Barbacoa con fregaderoPaso 10
El siguiente paso consistirá en colocar las dos paredes laterales y la trasera del hogar, empleando el mismo producto. Tanto el mortero gris como el mortero refractario vienen incluidos en el kit.

Barbacoa con fregaderoPaso 11
De la misma manera colocamos la pieza superior del hogar y el arco de refuerzo. Resultará mucho más fácil montar la barbacoa si contamos con la ayuda de otra persona, sobre todo a la hora de manipular las piezas más grandes.

Barbacoa con fregaderoPaso 12
Es el turno de la chimenea. Con la espátula aplicamos la masa sobre la pieza superior del hogar y colocamos la base de la chimenea.

Barbacoa con fregaderoPaso 13
A continuación, ponemos la pieza superior de la misma, fijándola también con el mortero refractario. Después, dejamos fraguar el producto.

Barbacoa con fregaderoPaso 14
Para terminar de montar la barbacoa, colocamos las dos piezas de salida de humos de la chimenea y la tapa de remate. Tened en cuenta que las nociones que os estamos dando en este apartado son orientativos, ya que os estamos enseñando a montar un modelo en concreto.

Barbacoa con fregaderoPaso 15
Con la barbacoa ya montada, perforamos un orificio en el fregadero para encastrar el grifo. Para realizar esta tarea, emplearemos el taladro provisto de una sierra de corona de un diámetro adecuado al grifo que vamos a poner; en este caso, de 40 mm.

Barbacoa con fregaderoPaso 16
Luego, colocamos sobre el agujero una junta de estanqueidad e introducimos el grifo con sus latiguillos, posicionándolo correctamente.

Barbacoa con fregaderoPaso 17
Para terminar el trabajo sólo nos queda realizar las conexiones de fontanería. Nosotros vamos a aprovechar la toma de agua de la manguera que tenemos en el jardín, así que tendremos que unir los dos latiguillos del grifo con un racor en forma de T.

Barbacoa con fregaderoPaso 18
Ponemos un adaptador en la pieza de unión y enroscamos la manguera. Por último, colocamos un cubo debajo del fregadero y comprobamos que la instalación funciona correctamente.

Barbacoa con fregaderoPaso 19
¡Ya tenemos la barbacoa con fregadero lista! Ya habéis visto lo sencillo que resulta montar una barbacoa en kit, que podréis adquirir en cualquier centro de bricolaje. Es importante hacer un primer encendido antes de cocinar en ella para disipar los aromas que pudieran dejar cualquiera de los materiales que hemos utilizado en su montaje.