Albañilería

Instalar una chimenea en kit

Instalar una chimenea en kit

Autor:

En esta tarea de bricolaje de Bricomanía, os vamos a mostrar lo sencillo que resulta instalar una chimenea en kit en el salón de vuestras casas.

La colocación de una chimenea en kit es buena idea para calentar nuestro hogar en invierno. Con ella, además de mantener una temperatura agradable, conseguiremos un ambiente cálido y acogedor.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para madera
  • Herramienta multifunción
  • Cubeta
  • Llana dentada
  • Maceta
  • Cincel
  • Materiales
  • Chimenea en kit
  • Hogar cerrado
  • Piezas de hormigón celular
  • Adhesivo de montaje
  • Material aislante
  • Cinta metálica
  • Cemento cola
  • Agua
  • Sellador
Paso a paso para instalar una chimenea en kit

Paso 1
El primer paso consiste en retirar la parte del zócalo que nos estorba para la instalación de la chimenea. Marcamos los puntos de corte y retiramos la pieza utilizando una herramienta multifunción provista de un disco para cortar madera.

Paso 2
Marcamos las líneas de corte en las piezas de hormigón celular. Con la ayuda de una sierra de calar y una hoja especial para madera, cortamos las piezas.

Paso 3
Lo siguiente que haremos es señalar en la pared el lugar donde irán colocadas las piezas de hormigón. Con un cincel plano y una maceta, haremos los rebajes. La superficie deberá estar rugosa para mejorar la adherencia de las piezas.

Paso 4
Haremos el planteamiento de las piezas que compondrán la base de nuestra chimenea.

Paso 5
Ahora, comenzamos a pegar los ladrillos de la estructura de hormigón celular utilizando cemento cola, que habremos preparado a base de mezclar el producto con agua. Lo aplicamos con una llana y pasamos la zona dentada para dejar la masa lisa.

Paso 6
Una vez pegadas todas las piezas que conformarán la base de la chimenea, procedemos a poner el revestimiento de piedra. Para fijar las piezas, utilizamos la misma masa a la que añadiremos piedra molida para teñirla. De esta manera, la masa tendrá el mismo color que el revestimiento de piedra y el acabado será más uniforme.

Paso 7
Siguiendo el mismo procedimiento, colocamos todas las piezas que conformarán el revestimiento decorativo.

Paso 8
Para que las piezas se adhieran bien, daremos unos pequeños golpes con una maza de goma.

Paso 9
A continuación, encolaremos las piezas de piedra que conformarán la parte superior de la base de nuestra chimenea.

Paso 10
Colocamos la base de ladrillo reflectario y la del hogar. Damos unos suaves golpes para fijar bien las piezas.

Paso 11
Con cuidado, colocamos el hogar sobre la base de la chimenea. Es aconsejable realizarlo con la ayuda de otra persona.

Paso 12
Es el momento de conectar el hogar a la salida de humos. Para ello, utilizaremos un tubo de plástico. Aplicamos un sellador especial para temperaturas extremas en ambos extremos del tubo, para evitar fugas de humo.

Paso 13
Después de unir el tubo a la salida de humos, lo encajamos en el aparato, girándolo poco a poco, de manera que el sellador se impregne correctamente en toda la zona de unión.

Paso 14
Ahora, aplicamos la masa en el resto de las piezas de piedra del kit y las colocamos en los laterales del hogar. Damos pequeños golpes para que queden bien fijas. Para asegurarnos de que las piezas están a nivel, utilizaremos un nivelador.

Paso 15
Para mantener el calor y aprovechar al máximo el rendimiento del hogar, colocamos alrededor del aparato láminas de un material aislante, que habremos cortado a la medida necesaria. Nosotros hemos utilizado lana de roca.

Paso 16
Fijamos las piezas de lana de roca con unas tiras de cinta metálica autoadhesiva.

Paso 17
Aplicamos cemento cola en la parte superior de la estructura y apoyamos la repisa sobre el hogar.

Paso 18
A continuación, unimos las tres piezas que conforman el dintel de madera, utilizando adhesivo de montaje y encajando las espigas en los orificios.

Paso 19
Para terminar, damos adhesivo en la repisa y colocamos el dintel.

Paso 20
Y, ¡éste es el resultado! Una práctica y decorativa chimenea en kit con la que conseguiremos calentar el salón al mismo tiempo que crearemos un ambiente cálido y agradable.