Albañilería

Puerta cancela metálica

Puerta cancela metálica

Autor:

Una puerta cancela metálica será el trabajo principal de Bricomanía de esta semana. Un trabajo de albañilería con la que hacer una puerta para el jardín.

Los trabajos de herrería parecen, a priori, difíciles de realizar. En cambio, teniendo unas nociones básicas, podemos hacer diferentes objetos o estructuras sin la necesidad de recurrir a ningún gremio.

En esta ocasión, os vamos a enseñar a construir esta puerta metálica para el jardín. Empleando la técnica de la soldadura al arco, crearemos una estética cancela con la que conseguiremos separar dos espacios. Un trabajo sencillo, rápido y sobre todo, económico.

Tres piezas de contrachapado conformarán la base de nuestra marquesina. En la parte superior, colocaremos una pieza de policarbonato celular, que uniremos a la estructura empleando unos perfiles metálicos.

  • Herramientas
  • Chapa perforada 2 mm
  • Tubo de hierro de 60X60X2 mm
  • Tubo de hierro de 40X40X2 mm
  • Bases de hierro 120X120X8 mm
  • Taco químico TQ500
  • Varilla roscada M6
  • Tuerca para M6
  • Arandela de Ø 6mm
  • Pestillo inox
  • Tapas de plástico 60X60 mm
  • Tope para puerta
  • Esmalte antioxidante
  • Electrodos de Ø 2,5mm
  • Pernios para puerta
  • Disolvente
  • Aceite lubricante corte
  • Materiales
  • Pie de taladro
  • Taladro
  • Broca de widia 8mm
  • Broca para metal 6mm
  • Broca para metal 10mm
  • Soldador al arco
  • Piqueta
  • Cepillo alambre
  • Escuadras magnéticas
  • Miniamoladra
  • Máscara de soldar
  • Disco de corte
  • Disco de desbaste
  • Nivel
  • Pistola aplicadora de silicona
  • Rodillo
  • Paletina
  • Cubeta
  • Atornillador
  • Llave fija 13 mm
Paso a paso para hacer una puerta cancela metálica

Paso 1
Comenzamos el trabajo realizando unos orificios en las bases; cuatro en cada una de las piezas. Para hacer esta tarea, emplearemos la torre y el taladro. Comenzaremos con una broca de Ø 6mm para realizar los agujeros con mayor facilidad y después, la sustituiremos por una de Ø 8mm.

Paso 2
A la hora de taladrar el metal, es fundamental lubricar la zona con un aceite especial. De esta manera evitaremos dañar las brocas. Además, tendremos que reducir la velocidad del taladro para no dañar el metal.

Paso 3
Vamos ahora con los postes metálicos que sustentarán la cancela. Podréis cortarlos vosotros, o pedirlos a medida en vuestro centro de bricolaje.
Para que la soldadura sea más resistente, biselaremos los extremos de los perfiles metálicos. Para realizar este trabajo, emplearemos la miniamoladora provista de un disco de desbastar.

Paso 4
A continuación, procederemos a unir los postes a las bases metálicas. Con la ayuda de unas escuadras magnéticas sujetaremos las piezas. Gracias a estos accesorios, conseguiremos que los postes queden a escuadra y obtendremos una soldadura más precisa. Ahora, calentamos el electrodo, frotándolo varias veces en una pieza mártir y damos unos puntos de soldadura. El grosor del electrodo irá en función del diámetro del material a soldar. En este caso, emplearemos uno de Ø 2,5mm.

Paso 5
Recordad que para soldar, es muy importante llevar ropa adecuada y una careta, sobre todo para protegernos los ojos.

Paso 6
Luego, quitamos la escoria con la ayuda de una piqueta...

Paso 7
... y repasamos bien la zona con un cepillo de alambre.

Paso 8
Después de comprobar que las piezas estén bien escuadradas, daremos el cordón de soldadura definitivo. Realizamos el mismo trabajo con el otro poste metálico.

Paso 9
Vamos ahora a unir las piezas macho de los pernios a uno de los postes. Amarramos la primera pieza a un extremo y soldamos. Realizamos el mismo procedimiento con el otro pernio.

Paso 10
El siguiente paso consiste en cortar los perfiles metálicos para el marco, en ángulo de 45º. Para realizar el trabajo, utilizaremos la miniamoladora provista de un disco de corte adecuado para metal.

Paso 11
Una vez que hayamos cortado las cuatro piezas que conformarán el marco, biselamos los extremos. Para ello, emplearemos la misma herramienta provista de un disco para desbastar. Para sujetar bien las piezas metálicas podremos usar una mordaza.

Paso 12
Sujetamos las piezas metálicas con unas escuadras magnéticas para asegurarnos de que nuestros perfiles estén a escuadra.

Paso 13
Ahora, damos unos puntos de soldadura en los ocho ángulos.

Paso 14
Retiramos la escoria con una piqueta...

Paso 15
... y repasamos bien los ángulos con el cepillo de alambre.

Paso 16
Comprobamos que el marco está bien escuadrado y damos el cordón de soldadura definitivo.

Paso 17
A continuación, soldamos los pernios hembra al marco. Luego, retiramos la escoria con la piqueta y el cepillo.

Paso 18
Procedemos a esmerilar toda la superficie. De esta manera eliminaremos el sobrante del cordón de soldadura.

Paso 19
Ahora, encajamos la chapa perforada en el interior del marco. Para que ésta quede bien centrada, nos ayudaremos de unos pequeños listones de madera. Una vez posicionada, la soldamos a la estructura metálica. Unimos también una pequeña pletina a la parte superior de la cancela. Esta pieza nos hará de tope cuando cerremos la puerta.

Paso 20
Después, limpiamos toda la superficie con un trapo humedecido en disolvente. De esta manera, quitaremos el polvo y los restos de soldadura y prepararemos la superficie para que la pintura se adhiera mejor.

Paso 21
Con la ayuda de una paletina, damos un esmalte anticorrosivo. Con este producto, además de decorar nuestra cancela, la protegeremos del óxido.

Paso 22
En zonas de fácil acceso, emplearemos el rodillo.
Dejamos secar el producto.

Paso 23
Continuamos con el trabajo. Sujetamos la puerta a los postes empleando unas mordazas, presentamos la estructura y marcamos los puntos de fijación en el suelo.

Paso 24
Después, hacemos los agujeros en el suelo utilizando el taladro y una broca de widia del mismo diámetro que las varillas que vamos a emplear.

Paso 25
Luego, con la ayuda del aspirador, limpiamos bien el interior de los orificios.

Paso 26
Es el turno del taco químico. Ponemos la cánula mezcladora en la boquilla del cartucho, colocamos el cartucho en la pistola y presionamos hasta obtener una mezcla homogénea. A continuación, insertamos la boquilla hasta el fondo de los orificios y los rellenamos.

Paso 27
Con el producto aún fresco, presentamos el primer poste e introducimos las varillas roscadas, girándolas lentamente para evitar la formación de burbujas de aire.

Paso 28
Con la ayuda de un nivel de escuadra, nivelamos el poste. Como nuestro suelo es irregular, colocaremos unas arandelas metálicas en la base hasta conseguir la posición deseada.

Paso 29
Luego, fijamos bien el poste con unas tuercas, que apretaremos empleando una llave fija.
A continuación, siguiendo el mismo procedimiento, fijamos el otro poste.

Paso 30
Después, encajamos la cancela, haciendo coincidir los pernios del marco con los del poste.

Paso 31
Una vez realizados los orificios de fijación, atornillamos el pestillo a la puerta con unos tirafondos. Para ello, emplearemos un pequeño atornillador y una punta adecuada.

Paso 32
Rematamos el trabajo colocando unas tapas plásticas en la parte superior de los dos postes. Gracias a estas piezas embellecedoras, protegeremos el interior de los tubos, además de conseguir un resultado más estético

Paso 33
¡Trabajo concluido! De una manera sencilla, hemos construido una puerta cancela para el jardín. Gracias a ella, hemos creado una separación dentro de un mismo ambiente. Además, hemos visto lo sencillo que resulta trabajar con la técnica de la soldadura al arco. Una tarea de herrería, fácil, sencilla y sobre todo económica.