Albañilería

Colocar hierba artificial en terraza

Colocar hierba artificial en terraza

Autor:

Colocar hierba artificial en terraza, para cambiar el aspecto del entorno haciéndolo más cómodo, es la tarea que os vamos a enseñar en esta ocasión en Bricomanía.

Colocar hierba artificial en terraza, nos hará variar todo el aspecto de nuestro exterior, además de permitirnos estar más cómodos que sobre los azulejos. Es un trabajo de exterior muy interesante, que haremos de una manera muy fácil y rápida, aprovechando el buen tiempo.

Entre los diferentes modelos de hierba o césped artificial que podemos encontrar en el mercado, nosotros nos hemos decantado por uno que tiene las briznas de diferentes tonalidades, por lo que el efecto es mucho más realista. Además, están protegidas por un filtro que evitará que se decoloren a causa de las inclemencias del tiempo. Para que el agua de lluvia drene perfectamente, la base tiene unos agujeros.

  • Herramientas
  • Regla de aluminio
  • Espátula dentada
  • Tijeras
  • Cortante
  • Taladro
  • Varilla mezcladora
  • Pistola para silicona
  • Materiales
  • Césped artificial
  • Cinta de unión
  • Adhesivo de poliuretano
  • Silicona
Paso a paso para colocar hierba artificial en terraza

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 1
Después de limpiar bien toda la superficie, presentamos el material en el suelo, teniendo en cuenta la dirección de las briznas. Para que el trabajo resulte mucho más ameno, es aconsejable que nos ayude otra persona.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 2
Una vez que hayamos extendido la primera tira, marcamos la línea de corte empleando una regla metálica y un rotulador.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 3
A continuación, realizamos el corte con la ayuda de unas tijeras. Siguiendo el mismo procedimiento continuamos colocando más tiras de hierba artificial.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 4
Es probable que la última tira no entre entera en el espacio que nos quede, así que tendremos que adecuarla al hueco. Tomamos las medidas y las transportamos a la moqueta.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 5
Después, cortamos la pieza a medida con las tijeras y la colocamos en su posición.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 6
Lo siguiente que haremos es adaptar la hierba artificial al lugar en el que estamos trabajando, cortando las esquinas y las zonas de unión con el cortante. Para conseguir unos cortes más precisos, emplearemos una espátula con la que ajustaremos perfectamente la moqueta.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 7
Hacemos también la apertura para el desagüe, utilizando el cortante.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 8
Preparamos las uniones entre las distintas tiras de césped, dejando un margen de unos milímetros y levantamos el material.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 9
Ya podemos extender la banda de unión de la primera junta sobre el azulejo y cortarla a medida, empleando el cortante.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 10
Siguiendo las indicaciones del fabricante, mezclamos los dos componentes del adhesivo de poliuretano. Para hacer esta tarea, necesitaremos el taladro provisto de una varilla mezcladora.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 11
Cuando hayamos conseguido una mezcla homogénea, aplicamos el producto a lo largo de toda la banda, ayudándonos de una espátula dentada. Como podéis comprobar el adhesivo es de color verde, para que quede totalmente integrado.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 12
Luego, colocamos bien la hierba y ponemos peso hasta que el adhesivo se endurezca. Hacemos lo mismo en todas las juntas.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 13
Terminamos el trabajo dando unos puntos de silicona en todo el perímetro de la hierba artificial, para que el viento no la levante. Para hacer este trabajo, necesitaremos una pistola convencional para aplicar silicona.

Colocar hierba artificial en terrazaPaso 14
En Bricomanía, hemos optado por colocar hierba artificial en terraza para lograr cambiar el aspecto y poder estar más cómodos.  Y, ¡éste es el resultado! Ya veis que la moqueta imita perfectamente el césped natural, y además, tiene el mismo tacto suave que la hierba. Y, lo mejor de todo es que siempre tendrá un aspecto formidable, sin necesidad de riegos ni abonos.