Albañilería

Aislamiento de buhardilla

Aislamiento de buhardilla

Autor:

¿No sabéis cómo aislar el techo de una estancia? En este trabajo de Bricomanía veremos el aislamiento de una buhardilla paso a paso.

El calor, en ocasiones, se escapa por el tejado de las casas, así que lo más adecuado es aislar desde el interior. Y, eso es precisamente lo que vamos a hacer en el techo abuhardillado de esta habitación. Colocaremos un material aislante, ligero, fácil de manipular y rapidísimo de instalar, evitando las molestias propias de las grandes obras.

  • Herramientas
  • Cortante
  • Grapadora
  • Taladro atornillador
  • Broca para pared de Ø 6 mm
  • Punta PZ2
  • Serrucho
  • Materiales
  • Rastrel de pino de 40 X 20 mm
  • Tacos de expansión de Ø 6 mm
  • Tirafondos de 4 X 50 mm
  • Grapas de 12 mm
  • Material aislante ultra fino
  • Cinta especial para aislantes

Después de calcular la cantidad de material que necesitaremos para cubrir la superficie deseada, vamos a nuestra tienda habitual de bricolaje y adquirimos un 20% más de aislante aproximadamente, para asegurarnos. Ponemos primero unos rastreles en el techo y fijamos después, las diferentes tiras de aislante en los listones de madera con unas sencillas grapas.

Paso a paso sobre cómo realizar el aislamiento de una buhardilla

Aislamiento de buhardillaPaso 1
Lo primero que tenemos que hacer es perforar los rastreles que colocaremos en todo el perímetro del techo. Para eso, necesitaremos el taladro provisto de una broca adecuada para este tipo de material.

Aislamiento de buhardillaPaso 2
Cuando tengamos los listones mecanizados, los presentamos en todo el perímetro del techo y taladramos la superficie, utilizando como guía los agujeros del propio rastrel.

Aislamiento de buhardillaPaso 3
A continuación, añadimos los tacos de nailon a los tirafondos y los introducimos en los orificios, con la ayuda de un martillo.

Aislamiento de buhardillaPaso 4
Sujetamos definitivamente las piezas al techo, apretando adecuadamente los tirafondos con el taladro provisto de una punta que se corresponda al tamaño y la forma de la cabeza de éstos.

Aislamiento de buhardillaPaso 5
Taladramos también los rastreles verticales y los colocamos en el techo, dejando unos 50 cm de distancia entre pieza y pieza. Empleamos de nuevo los tacos de expansión y los tirafondos para su fijación.

Aislamiento de buhardillaPaso 6
Es el turno del aislante. Soltamos la primera tira y la presentamos en el techo, dejando un margen de 10 cm en todo el perímetro.

Aislamiento de buhardillaPaso 7
Luego, sujetamos el material a los rastreles con unas grapas.

Aislamiento de buhardillaPaso 8
Retiramos el sobrante utilizando un cortante y colocamos la segunda pieza de aislante, que será el recorte que acabamos de obtener, solapando unos 5 centímetros con la pieza anterior.

Aislamiento de buhardillaPaso 9
Después, sujetamos la manta a los rastreles mediante grapas. Utilizando los recortes aprovecharemos al máximo este material de sólo 12 mm de grosor, que impide la entrada del frío y restituye el calor emitido desde el interior de la casa.

Aislamiento de buhardillaPaso 10
Siguiendo el mismo procedimiento continuamos grapando más tiras de aislante hasta cubrir totalmente el techo.

Aislamiento de buhardillaPaso 11
Finalmente, sellamos las uniones con una cinta adhesiva metálica, con la que reforzaremos el aislamiento. En función del revestimiento que vayamos a instalar sobre el aislante, tendremos que poner previamente rastreles o perfiles.

Aislamiento de buhardillaPaso 12
Ya tenemos el techo de esta estancia totalmente aislado. Con un material fino y fácil de manipular, hemos cubierto toda la superficie, en muy poco tiempo y de una forma limpia.