Carpintería

Banco alistonado

Banco alistonado

Autor:

En Bricomanía vamos a construir un mueble práctico que, además, será un elemento decorativo para nuestra casa. Se trata de un banco alistonado

Un banco con listones sólido, robusto y de acabado moderno, ya que le aplicaremos un esmalte de color blanco. La patas de nuestro banco las haremos con un tablero de pino alistonado; para el travesaño de refuerzo y la parte superior emplearemos unas tablas de madera de pino, que estén rectas, con pocos nudos y sin grietas. Para unir las piezas utilizaremos un sistema típico de carpintería: la unión a media madera.

  • Herramientas
  • sierra de calar
  • hoja para madera
  • lijadora
  • rodillo
  • cubeta
  • Materiales
  • listones de madera de pino
  • tablero alistonado de pino de 19 mm de grosor
  • adhesivo de montaje
  • imprimación multiuso al agua
  • esmalte sintético
Paso a paso

Paso 1
Las patas de nuestro banco van a tener una inclinación de 15º. Marcamos las piezas que van a configurar el banco en el tablero.

Paso 2
Cortamos las piezas con la sierra de calar, cuyo patín hemos colocado con un ángulo de 15º. Hacemos también las cajas.

Paso 3
Cortamos las tablas del asiento, con los extremos cortados en ángulo, y hacemos las cajas, dos por pieza, con una inclinación de 15º.

Paso 4
Una vez cortadas las patas, los listones del asiento y el travesaño, lijamos todas las piezas.

Paso 5
Excepto por el interior de las cajas, para sellar el poro de la madera damos una imprimación acrílica, que facilitará la adherencia del esmalte. Dejamos secar el producto, lijamos y damos una segunda mano.

Paso 6
Después, aplicaremos dos manos de un esmalte sintético de color blanco. Para realizar este trabajo utilizaremos un rodillo de espuma.

Paso 7
Empezaremos ahora a montar el banco. Aplicamos adhesivo de montaje y colocamos el travesaño en las cajas de las patas.

Paso 8
Colocamos también las tablas del asiento encajadas en sus respectivas cajas. Nos ayudaremos de un mártir y una maza de madera.

Paso 9
Una vez montado el banco, lo ponemos en el suelo y nos sentamos en nuestro banco alistonado para comprobar que es sólido, robusto y cómodo. No olvidéis que variando las medidas podréis hacer un banco según vuestras necesidades.