Carpintería

Ciempiés colgador

Ciempiés colgador

Autor:

En Bricomanía, vamos a construir un ciempiés colgador, que también nos va a servir de repisa para colocar libros o muñecos.

El trabajo que os sugerimos en esta ocasión tiene como destinatarios a los más pequeños de la casa. Para que el ciempiés colgador resulte atractivo le hemos dado color... mucho color; de esta forma, colgar la ropa les resultará muy divertido.

Para hacer los discos que configurarán nuestro ciempiés emplearemos un tablero de DM, un material muy utilizado en el mundo del bricolaje porque es fácil de manipular y resulta muy económico. Pegaremos las piezas en un listón de madera, que en nuestro caso será de pino, dándoles la forma que más nos guste. Por último, con unas varillas de aluminio y unos tiradores de madera crearemos unos colgadores muy originales.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para cortes curvos en madera
  • Lijadora
  • Taladro eléctrico
  • Broca para madera de 8 mm
  • Rodillo
  • Cubeta
  • Sierra para metal
  • Materiales
  • Contrachapado de ocume de 12 mm de grosor
  • 5 tiradores
  • Varilla de aluminio
  • Listón de madera de pino de 70 x 35 mm
  • Adhesivo de montaje
  • 2 hembrillas
  • Lámina de plástico autoadhesivo
  • Selladora
  • Esmalte acrílico
  • Pegamento extra fuerte
  • Muelle
  • Pelotas de ping-pong
Paso a paso para hacer un ciempiés colgador

Paso 1
Con la ayuda de una plantilla de cartulina, marcamos en el contrachapado las piezas que configurarán el cuerpo del ciempiés: cuatro discos iguales que tendrán un pequeño rebaje para poder casarlos entre sí y un disco entero para la cola.

Paso 2
Dibujamos la cabeza empleando un compás. El diámetro de este disco será un poco mayor que el de los anteriores. Cuando tengamos todas las piezas marcadas, las cortamos con la sierra de calar y una hoja especial para cortes curvos en madera.

Paso 3
Marcamos y perforamos los orificios en los que colocaremos los colgadores. Para realizar esta tarea vamos a emplear el taladro provisto de una broca para madera de 8 mm, ya que la varilla que vamos a utilizar es de ese diámetro.

Paso 4
Realizamos también unos orificios ciegos en los tiradores de madera para poder introducir las varillas de aluminio y hacer de esta forma los colgadores.

Paso 5
Doblamos las varillas con un taco de madera que nos servirá de plantilla. Sujetamos las varillas al taco con unas mordazas y les damos la forma que más nos guste. Luego, marcamos y cortamos los colgadores a la medida deseada con una sierra manual para metales.

Paso 6
Antes de pintar, lijamos bien todos los discos y redondeamos los cantos con la lijadora y una hoja de lija de grano medio. Rematamos el trabajo repasando las piezas con una hoja de lija de grano fino para que el acabado sea perfecto.

Paso 7
Después de retirar el polvo que se haya producido al lijar con un trapo o papel, aplicamos una imprimación selladora a las piezas de madera para tapar el poro y facilitar la adherencia de la pintura.

Paso 8
Cuando el producto se haya secado, damos dos manos de esmalte acrílico con la ayuda de un rodillo de espuma, respetando los tiempos de secado y el repintado que nos indique el fabricante. Pintamos también los tiradores.

Paso 9
Una vez seca la pintura, colocamos los discos sobre el soporte de madera fijándolos con adhesivo de montaje, rellenamos los orificios de los tiradores también con el adhesivo e introducimos las varillas de aluminio.

Paso 10
A continuación, ponemos los colgadores en el cuerpo del ciempiés. Aplicamos un poco más de adhesivo en los orificios de los discos e insertamos los colgadores. Haremos también unas antenas con unos muelles y unas bolas de ping-pong.

Paso 11
Cuando tengamos las antenas preparadas, con una broca muy fina realizamos dos orificios en la cabeza del ciempiés, aplicamos un poco de adhesivo extra fuerte en los agujeros e introducimos las antenas.

Paso 12
Hacemos los ojos, la boca y unas motas rojas con plástico adhesivo, un material que podremos encontrar fácilmente en los centros de bricolaje y las pegamos en el ciempiés para hacerlo más atractivo.

Paso 13
Finalmente, colocaremos unas hembrillas en el soporte de madera para sujetar el ciempiés a la pared.

Paso 14
De esta manera tan sencilla, económica y divertida, habremos construido un ciempiés colgador muy práctico y original. Además de decorar la habitación de los niños, conseguiremos que colgar la ropa sea un juego para ellos.