Carpintería

Mesa de centro reutilizando una llanta de coche

Mesa de centro reutilizando una llanta de coche

Autor:

En esta ocasión, en esta tarea de bricolaje de Bricomanía os mostraremos cómo crear una original mesa utilizando una llanta de un coche.

Reciclando viejos objetos podemos realizar muebles personalizados, muy prácticos para el hogar, cómo ésta mesa. En este caso, vamos a aprovechar la llanta de un coche para hacer una original mesa de diseño. Además, os mostraremos una interesante técnica de carpintería para hacer las patas de este mueble. Un trabajo fácil de realizar al alcance de cualquier bricolador.

Incorporaremos a la llanta tres patas de ocume, que curvaremos con la ayuda de un molde. Después, las lijaremos, retiraremos el polvo producido y aplicaremos un producto tapaporos. Una vez seco, barnizaremos las piezas. Para fijar las patas en la llanta, utilizaremos unos tornillos de cabeza plana, unas arandelas y unas tuercas ciegas. Remataremos el trabajo colocando una encimera de cristal.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para cortes curvos en madera
  • Hoja para cortes rectos en madera
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera de 8 mm
  • Brocas para metal de 5 mm y 8 mm
  • Avellanador
  • Lijadora orbital
  • Paletina
  • Materiales
  • Tablero de contrachapado de ocume de 3 mm de grosor
  • Tablero de madera
  • Adhesivo de montaje
  • Llanta
  • Tirafondos de 3 X 35 mm
  • Tornillos de cabeza plana de M 8
  • Tuercas ciegas de M 8
  • Arandelas de M 8
  • Barniz tapaporos
  • Barniz para interior
  • Adhesivo extra-fuerte
  • Encimera de cristal
Paso a paso para crear una Mesa de centro reutilizando una llanta de coche:

Paso 1
Lo primero que haremos es preparar el molde, que estará compuesto de dos partes. Marcamos y cortamos las piezas que formarán la estructura, con la sierra de calar y dos hojas diferentes para cortar madera: una para cortes curvos y otra para cortes rectos y limpios.

Paso 2
A continuación, calzaremos las piezas base añadiendo unas tiras de DM que fijaremos con unos tirafondos. Para realizar esta tarea, emplearemos el taladro atornillador y una punta adecuada.

Paso 3
Comenzamos a preparar las patas. Unimos seis tiras de ocume entre sí con adhesivo de montaje, como si fuera una lasaña. Nuestra mesa va a tener tres patas, así que repetiremos la operación dos veces más.

Paso 4
Ponemos una de las patas en medio de las dos piezas del molde y amarramos el conjunto con unas mordazas. Cuando ésta haya cogido la forma deseada y el adhesivo se haya endurecido, soltamos las mordazas e introducimos la segunda pata. De la misma manera, curvaremos la tercera.

Paso 5
El siguiente paso consiste en calcular la inclinación que tendremos que dar a las patas para que éstas se apoyen bien en el suelo. Con un lápiz marcaremos la inclinación adecuada para proceder a su corte.

Paso 6
Amarramos firmemente las piezas a la mesa con una sargenta y realizamos los cortes con la sierra de calar y una hoja para cortes rectos en madera.

Paso 7
Vamos a unir las patas a la llanta con unos tornillos, así que tendremos que perforar unos orificios, tanto en las patas como en la llanta. Con el taladro provisto de una broca para madera, empezaremos realizando los agujeros en las piezas de ocume del mismo diámetro que el de los tornillos.

Paso 8
Es el turno de la llanta. Con el taladro y una broca fina para metal hacemos primero unos agujeros guía, y después, rematamos el trabajo con una broca adecuada para este tipo de material de 8 mm, que es el diámetro que tienen los tornillos que vamos a usar.

Paso 9
A continuación, sustituimos la broca por un avellanador y repasamos los agujeros de las patas, para que la cabeza de los tornillos queden bien embutidas.

Paso 10
Avellanamos también los orificios de las llantas, con suavidad, hasta retirar todas las rebabas.

Paso 11
Ahora, repasamos bien las piezas de ocume con la lijadora orbital provista de una hoja de lija de grano medio, hasta dejar la superficie totalmente lisa.

Paso 12
Después de retirar el polvo que se haya producido al lijar, nos ponemos unos guantes de látex y aplicamos un producto tapaporos, para evitar el rechupado del barniz. Para hacer este trabajo utilizaremos una paletina. No mancharemos la mesa si la cubrimos con un plástico o papel protector.

Paso 13
Una vez que el tapaporos se haya secado, damos un barniz para interior, en este caso incoloro, siguiendo en todo momento la dirección de la veta, y dejamos que se seque.

Paso 14
Ya podemos montar la mesa. Presentamos las patas en su posición, introducimos los tornillos, después las arandelas y por último, apretamos bien las tuercas ciegas.

Paso 15
Para terminar, sólo nos queda dar unos puntos de adhesivo extra-fuerte en la parte superior de las patas y colocar la encimera en su posición, apretando ligeramente para que se adhiera bien.

Paso 16
Ya veis lo que se puede hacer con unos tableros de madera, la llanta de un coche y una encimera de cristal: una mesa práctica, moderna y personal. Con un poco de imaginación y ganas de trabajar, podemos hacer cosas realmente originales.

En Bricomanía hemos creado una mesa para todas las personas aficionadas la motor: una mesa GP. Para ello hemos reutilizado una vieja llanta con la que hemos creado esta mesa de diseño.