Carpintería

Cambiar la manilla de una puerta

Cambiar la manilla de una puerta

Autor:

Cambiar la manilla de una puerta es un trabajo sencillo para cualquier amante del bricolaje. Os lo mostramos en este briconsejo de Bricomanía.

Cambiar la manilla de una puerta por una nueva, es la mejor solución posible si las manillas de las puertas interiores de casa están deterioradas o, simplemente se han pasado de moda.

Paso a paso cambiar la manilla de una puerta

Paso 1
Comenzamos quitando los tirafondos que sujetan la manilla. Retiramos también la manilla y los embellecedores.

Paso 2
A continuación, extraemos el vástago cuadrado que une las dos partes de la manilla. Como en nuestro caso la caja de la antigua cerradura se adapta al modelo que vamos a colocar, no la retiraremos.

Paso 3
Los embellecedores de la nueva manilla son más pequeños que los de la anterior, así que tendremos que igualar toda la puerta. Cortamos un trozo de masilla reparadora y la amasamos con los dedos hasta que los dos componentes queden bien mezclados y la masa sea de un color homogéneo. Aplicamos el producto en los agujeros, ejerciendo presión, hasta que queden totalmente cubiertos.

Paso 4
Cuando la masilla se haya endurecido pasamos una lija de mano de grano medio y damos color a la zona reparada, hasta igualarla con el resto de la puerta. Aplicaremos la pintura con un rodillo de espuma.

Paso 5
Transcurrido el tiempo de secado, colocamos la nueva manilla con su vástago y la fijamos a la puerta. Terminamos el trabajo cubriendo los tirafondos con unos embellecedores. Y de esta manera tan sencilla, ya sabemos cambiar la manilla de una puerta, por otra nueva.