Carpintería

Balancín con neumáticos reciclados

Balancín con neumáticos reciclados

Autor:

En esta tarea de bricolaje de Bricomanía, os vamos a enseñar a hacer un sencillo y práctico balancín, tanto para niños como para mayores.

Reciclando materiales se pueden hacer cosas realmente sorprendentes. En esta ocasión, os proponemos un trabajo de carpintería fácil, divertido y original, cuya base haremos reutilizando un viejo neumático de coche. Con estos materiales crearemos un balancín para que jueguen los niños. Un sencillo balancín, que podremos colocarlo tanto en el jardín como en la terraza de casa. Una idea muy interesante cara al verano, para disfrutarla en familia.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para cortes curvos
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera 10 mm
  • Pistola para pintar
  • Lijadora
  • Materiales
  • Neumático de coche
  • Listón de madera tratada 140 X 30 mm
  • Listón de madera tratada 70 X 30 mm
  • Adhesivo de montaje
  • Tornillos de cabeza de champiñón M10 X 100 mm
  • Tuercas de M10 mm
  • Arandelas de 10 mm
  • Imprimación selladora
  • Esmalte acrílico
  • Tubo de hierro 25
  • Abrazaderas
  • Tirafondos 4 X 30 mm
  • Mortero
  • Grava
  • Tapones de goma
Paso a paso para hacer un balancín:

Paso 1
Nosotros hemos comprado los listones ya a medida, así que directamente redondeamos los extremos de las piezas, empleando la sierra de calar y una hoja especial para cortes curvos en madera. Para trabajar cómodamente, sujetaremos las piezas a la mesa con unas mordazas.

Paso 2
A continuación, hacemos los agujeros de fijación con el taladro provisto de una broca para madera, del mismo diámetro que los tornillos que vamos a utilizar. Para evitar dañar la mesa, colocaremos un mártir debajo de los listones.

Paso 3
Empezamos a unir las primeras piezas de madera con tornillos de cabeza de champiñón, tuercas y arandelas. Del mismo modo fijamos el resto de las piezas hasta montar el soporte del balancín.

Paso 4
Lo siguiente que haremos es verter el mortero en un recipiente grande, añadirle grava y agua y remover bien con la azada, hasta conseguir una mezcla homogénea.

Paso 5
Luego, introducimos en el neumático una base de okume, presentamos la estructura de madera y echamos la mezcla en el interior de la cubierta, ayudándonos de una pala.

Paso 6
Para que el mortero se asiente bien, daremos unos golpes a la rueda con el martillo. Antes de que el producto fragüe, comprobamos que la pieza de apoyo del balancín está a escuadra.

Paso 7
Pegamos el refuerzo en la parte central de la pieza larga y repasamos bien toda la superficie de madera con la lijadora provista de una hoja de lija de grano medio. Si disponéis de una lijadora con forma delta, el trabajo os resultará mucho más fácil, ya que os permitirá llegar a todos los recovecos sin ningún problema.

Paso 8
Después de retirar el polvo producido al lijar, diluimos la imprimación con un 10% de agua, tal y como indica el fabricante, para que a la hora de aplicarla con la pistola no se atasque la boquilla. Si el producto no fuese al agua, como en este caso, tendríamos que diluirlo con disolvente.

Paso 9
Cubrimos las zonas que no queremos manchar con plástico o papel protector, y damos la selladora en todas las piezas que componen el balancín con la pistola eléctrica, guardando una distancia mínima de 20-25 cm aproximadamente.

Paso 10
Cuando el producto se haya secado, preparamos el esmalte, en este caso de color naranja, en el depósito de la pistola y después de acoplarlo a la herramienta, aplicamos el producto en toda la superficie.

Paso 11
Transcurrido el tiempo de secado que indica el fabricante, colocamos el tubo metálico sobre el refuerzo y lo sujetamos con unas abrazaderas. Para insertar los tirafondos, utilizaremos el taladro atornillador provisto de la punta adecuada.

Paso 12
Insertamos los tornillos en los orificios del apoyo con la ayuda del martillo y después, los amarramos con sus correspondientes tuercas y arandelas.

Paso 13
Para terminar el trabajo sólo nos queda encajar el listón en la base y comprobar que la pieza queda bien sujeta.

Paso 14
Y, este es el resultado. Un balancín de madera, fuerte y resistente, con el que podrán jugar tanto los mayores como los más pequeños de la casa. Una idea muy interesante, sobre todo, para el verano que es cuando más se puede disfrutar al aire libre.