Carpintería

Sillón para el jardín

Sillón para el jardín

Autor:

En esta nueva tarea de bricolaje de Bricomanía, os vamos a enseñar como hacer un original sillón para el jardín, para poder disfrutar al aire libre.

La llegada del buen tiempo nos motiva a realizar un gran número de actividades al aire libre. En esta ocasión, os proponemos construir un original sillón para el jardín, con estructura de hormigón celular, que colocado en el jardín, nos permitirá disfrutar de la lectura, la buena compañía o el descanso.

Además, le daremos un acabado con color que contribuirá a alegrar el entorno. Un trabajo divertido y original que os explicaremos, paso a paso, a continuación.

Paso a paso

Paso 1
Lo primero que haremos es preparar cuatro grupos de tres bloques de hormigón celular, que uniremos entre sí con mortero cola. Mezclamos el producto con agua, en las cantidades que nos indica el fabricante, y aplicamos la mezcla en una de las caras de los bloques, con la ayuda de una paleta dentada.

Paso 2
A continuación, colocamos una pieza sobre otra, bien centrada, y las unimos. Con una maza de goma, golpeamos ligeramente los bloques para que éstos se asienten correctamente.

Paso 3
Mientras el producto se endurece, marcamos y cortamos las piezas de madera que configurarán la estructura de la base; necesitaremos dos piezas laterales y tres travesaños. Para realizar los cortes emplearemos la sierra de calar y una hoja especial para madera, extra-larga, o un serrucho.

Paso 4
Con una escuadra y un lápiz, marcamos una inclinación de 15ª en las piezas que nos servirán de respaldo, para que el sillón resulte más cómodo.

Paso 5
Luego realizamos el corte con el serrucho, siguiendo en todo momento la línea marcada. Cortaremos también los dos reposabrazos.

Paso 6
Ahora vamos a redondear los cantos de las piezas de hormigón celular con una escofina. Para hacer este trabajo, es conveniente protegerse las manos con unos guantes. A continuación, retiramos el polvo que se haya producido con un trapo húmedo o una brocha.

Paso 7
El siguiente paso consiste en dar una pasta niveladora en las juntas y en las pequeñas imperfecciones que pueda haber en la estructura de hormigón celular, con una paleta. Después, cubriremos toda la superficie de los bloques con el mismo producto.

Paso 8
Una vez que la masa se haya secado, repasamos bien las piezas con la lijadora orbital y una hoja de lija de grano fino. Si no tenéis está herramienta, podéis realizar la tarea con una lija de mano.

Paso 9
Con un paño o papel, retiramos el polvo que se haya producido al lijar, y aplicamos una imprimación selladora para tapar el poro de los bloques y facilitar la adherencia del esmalte.

Paso 10
Cuando el producto se haya secado, volvemos a lijar la estructura con una hoja de lija de grano fino y damos dos manos de un esmalte resistente a la intemperie, con un rodillo de espuma. Nos protegemos las manos con unos guantes de látex.

Paso 11
Damos color también a las piezas de pino y una vez secas, montamos la estructura de madera con unas escuadras metálicas. Para introducir los tirafondos, emplearemos el atornillador provisto de la punta adecuada.

Paso 12
Ahora sólo nos queda unir los bloques a la base. Limpiamos bien la superficie de madera y damos sobre los travesaños una masilla adhesiva de alta resistencia, con la ayuda de una pistola aplicadora.

Paso 13
Terminamos el trabajo colocando el respaldo, el asiento y los reposabrazos del sillón. Asentamos bien las piezas, golpeándolas ligeramente con una maza de goma.

Paso 14
De esta manera tan sencilla, hemos construido un sofá para el jardín original, alegre y cómodo en el que podremos descansar y disfrutar del buen tiempo en compañía de la familia y amigos.