Carpintería

Instalar un zapatero

Instalar un zapatero

Autor:

En este briconsejo os vamos a enseñar a instalar un zapatero práctico, gracias al que mantendremos el calzado ordenado y protegido.

La parte baja de los armarios roperos se convierte, en la mayoría de las veces, en lugar improvisado para dejar nuestro calzado. Para evitar que esto suceda, vamos a enseñaros a instalar un zapatero.

Paso a paso para instalar un zapatero

Paso 1
En el mercado encontraremos distintos muebles zapateros, en diferentes materiales, tamaños y modelos. Pero también podremos decantarnos por parrillas metálicas regulables, como la que os vamos a enseñar a colocar.

Paso 2
Antes de escoger nuestro sistema de almacenaje, tendremos que medir el hueco de nuestro armario, para elegir el zapatero más adecuado. Nuestro accesorio es regulable en anchura, por lo que tendremos que fijarnos en la profundidad del hueco.

Paso 3
Una vez que hayamos escogido el más adecuado, soltamos los dos carriles laterales, presionando la pestaña de fijación.

Paso 4
A continuación, presentamos un carril en el interior del mueble. Como nuestras puertas son correderas, colocaremos el perfil de manera que al extraer la rejilla, no choque con el carril del ropero. Para asegurarnos de que vamos a fijarlo a la altura adecuada, nos ayudaremos de un listón de madera. Apoyamos la pieza metálica y marcamos los puntos de fijación.

Paso 5
Después, con el taladro atornillador y una punta adecuada, sujetamos el carril metálico a la estructura con unos tirafondos.

Paso 6
Vamos ahora con la segunda guía. Empleando el mismo listón, lo posicionamos bien horizontal. Como nuestro armario es empotrado, nos encontramos con una pared de ladrillo. Marcamos los puntos de fijación, retiramos el carril y con el taladro y una broca de widia, realizamos los orificios.

Paso 7
Después, con la ayuda de un martillo, insertamos unos tacos de nailon en el interior de los orificios...

Paso 8
... y atornillamos el carril con unos tirafondos.

Paso 9
Ahora, procedemos a medir el ancho del hueco interior para adaptar la rejilla a la medida.

Paso 10
Luego, trasladamos la medida a la parrilla y la adaptamos.

Paso 11
Insertamos los tornillos por la parte inferior del zapatero....

Paso 12
... y los sujetamos con unas arandelas.

Paso 13
Después, enroscamos los tubos de las hormas. Gracias a ellas, conseguiremos conservar la forma del calzado.

Paso 14
Para amarrarlas mejor, las apretaremos con la ayuda de un atornillador.

Paso 15
Siguiendo el mismo procedimiento, colocaremos el resto de las hormas en función de nuestras necesidades.

Paso 16
Para terminar, encajamos el zapatero en las guías y ya podremos utilizarlo. Ya hemos aprendido a instalar un zapatero. Gracias a este tipo de accesorios, tendremos nuestro calzado a mano, ordenado y lo conservaremos en buen estado por mucho tiempo.