Carpintería

Puerta corredera rústica

Puerta corredera rústica

Autor:

En Bricomanía vamos a hacer una puerta corredera rústica: un trabajo sencillo y muy práctico de carpintería.

Las puertas comunican ambientes, nos permiten acceder al interior de nuestro hogar, a diferentes habitaciones; son, en definitiva, un elemento esencial que, en ocasiones, definen el estilo de una casa. En este apartado, os vamos a enseñar a crear una puerta corredera empleando unas sencillas lamas de pino. Además, veremos una técnica muy sencilla para envejecer superficies de madera.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Lija de grano medio
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera de Ø 10 mm
  • Broca para madera de Ø 4 mm
  • Hoja para madera
  • Cepillo de púas
  • Soplete
  • Paletina
  • Materiales
  • Lamas de pino
  • Listón de pino de 80 X 30 mm
  • Cola de carpintero
  • Tirafondos de 4 X 40 mm
  • Herraje para puerta corredera
  • Cuerda
  • Barniz

Cortamos las lamas a medida y las unimos con el sistema de machihembrado. A continuación, colocamos unas piezas de refuerzo, formando una N invertida, con el fin de conseguir una estructura sólida. También necesitaremos herrajes para puerta corredera y como tirador, emplearemos un cordel. En cuanto al acabado, quemaremos la superficie con un soplete, pasaremos un cepillo de púas metálica y remataremos el trabajo, aplicando un barniz tinte.

Paso a paso para hacer puerta corredera rústica

Puerta corredera rústicaPaso 1
Lo primero que vamos a hacer es medir el hueco en el que vamos a colocar la puerta y transportar las medidas a las lamas de madera. Cuando hayamos marcado las líneas de corte, cortamos todas las piezas que necesitamos con la sierra de calar y una hoja para madera.

Puerta corredera rústicaPaso 2
A continuación, unimos las lamas. Para eso, ponemos primero un tope, bien alineado a la mesa, y vamos machihembrando las piezas entre sí. Para encajarlas perfectamente, nos ayudaremos de un mártir y el martillo.

Puerta corredera rústicaPaso 3
Vamos ahora con las piezas de refuerzo. Presentamos los listones sobre la puerta y señalamos los puntos de corte. Después, trazamos unas líneas de referencia, utilizando la escuadra y un lápiz. Con la sierra de calar y una hoja para madera, realizamos los cortes.

Puerta corredera rústicaPaso 4
Retiramos las rebabas, damos cola de carpintero en la parte posterior de los listones y los fijamos en la estructura de madera, formando una N invertida. Reforzaremos la sujeción con unos tirafondos.

Puerta corredera rústicaPaso 5
Es el momento de mecanizar la puerta, es decir, de hacer los rebajes y agujeros necesarios para poder montarla. En primer lugar, perforamos los orificios para el asa, con el taladro y una broca-pala de un diámetro suficiente como para que pase la cuerda, que hará de tirador.

Puerta corredera rústicaPaso 6
Después, taladramos los agujeros de sujeción de los herrajes. Para realizar esta tarea, sustituiremos la broca-pala por otra sencilla broca para madera.

Puerta corredera rústicaPaso 7
Es el turno del acabado. Como queremos dar un aspecto envejecido a la puerta, quemamos un poco la madera con el soplete y pasamos un cepillo de púas metálicas, siguiendo la dirección de la veta. Nos protegemos las manos con unos guantes.

Puerta corredera rústicaPaso 8
Con la superficie totalmente limpia, aplicamos un barniz tinte, en este caso, de un tono miel, con la ayuda de una paletina. Para hacer este trabajo con limpieza, nos ponemos unos guantes de látex.

Puerta corredera rústicaPaso 9
Mientras el producto se seca, hacemos unos agujeros pasantes en el listón que nos servirá de soporte para la guía superior. Utilizaremos una broca para madera del mismo diámetro que los tornillos que vayamos a emplear para su fijación.

Puerta corredera rústicaPaso 10
Presentamos la pieza de madera en su posición, bien nivelada, y hacemos los orificios en la pared. En esta ocasión, necesitaremos una broca apropiada para hormigón.

Puerta corredera rústicaPaso 11
Una vez que hayamos realizado todos los agujeros, retiramos el listón e insertamos los tacos de nailon con la ayuda del martillo. A continuación, atornillamos el soporte.

Puerta corredera rústicaPaso 12
Cortamos la guía metálica a la misma medida que el listón, con la sierra de calar y una hoja para este tipo de materiales o una sierra de mano; y, fijamos la pieza en el listón con unos tirafondos.

Puerta corredera rústicaPaso 13
El siguiente paso consiste en atornillar los herrajes en la parte superior de la puerta. Para hacer esta tarea, es importante utilizar una punta adecuada al tamaño y la forma de la cabeza de los tornillos.

Puerta corredera rústicaPaso 14
Introducimos las ruedas en el carril y señalamos la posición de la guía inferior en el suelo. Hacemos unos orificios, insertamos los tacos y colocamos de nuevo la pieza. Finalmente, sujetamos la guía al suelo con sus correspondientes tirafondos.

Puerta corredera rústicaPaso 15
Para completar el trabajo sólo nos queda poner el tope superior, ajustarlo y fijar el embellecedor, para evitar que el carril superior quede a la vista.

Puerta corredera rústicaPaso 16
Ya veis qué fácil ha sido montar e instalar una puerta corredera, a la que además, le hemos dado un aspecto antiguo. Una técnica que nos puede servir para hacer infinidad de trabajos.