Carpintería

Reutilizar una silla

Reutilizar una silla

Autor:

Reutilizar una silla será el trabajo de Bricomanía de esta semana. Vamos a convertir una vieja silla de madera en una mesita de noche y un galán de noche. ¡No te lo pierdas!

Siguiendo con la filosofía del reciclaje y la reutilización, vamos a crear un galán de noche y una mesita auxiliar, a partir de una sencilla silla de madera. Un trabajo fácil y económico, al alcance de cualquier aficionado al bricolaje.

Cortaremos el mueble por la mitad y aprovecharemos una de las partes para realizar un galán de noche. Colocaremos una percha en la parte superior de la estructura ya pintada y haremos unos rebajes para librar el zócalo. A la otra mitad de la silla, le quitaremos el nervio y le añadiremos una balda, en este caso, barnizada. Al resto de la estructura le daremos el mismo esmalte que hemos usado para pintar el galán.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para madera
  • Lija de grano fino
  • Pistola aplicadora
  • Paletina
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera de Ø 5 mm
  • Broca para pared de Ø 6 mm
  • Broca-pala de Ø 20 mm
  • Avellanador
  • Materiales
  • Sillas
  • Tabla de pino alistonado
  • Adhesivo de montaje
  • Esmalte en spray
  • Percha
  • Tacos de nailon de Ø 6 mm
  • Escarpias de 4 X 60 mm
  • Barniz incoloro
Paso a paso para reutilizar una silla

Reutilizar una sillaPaso 1
En primer lugar, marcamos la línea de corte en la silla, en nuestro caso, teniendo en cuenta de librar el nervio. Después, cortamos el mueble con la sierra de calar y una hoja para madera.

Reutilizar una sillaPaso 2
Empleando la misma herramienta, hacemos unos rebajes en la parte inferior del galán, con la finalidad de librar el zócalo que tenemos instalado en las paredes de la habitación.

Reutilizar una sillaPaso 3
Lo siguiente que haremos es retirar el nervio de la silla, puesto que queremos colocar una balda en esa parte del mueble.

Reutilizar una sillaPaso 4
Presentamos la pieza de madera en su posición y marcamos los puntos de corte. Empleando la escuadra y un lápiz, trazamos unas líneas.

Reutilizar una sillaPaso 5
Vamos ahora a cortar la balda con la ayuda de la sierra de calar y una hoja para madera. Para que la pieza no se mueva a la hora de realizar el corte, es conveniente sujetarla a la mesa con unas mordazas.

Reutilizar una sillaPaso 6
El siguiente paso consiste en preparar toda la superficie para recibir el producto de acabado, pasando un taco de lija de grano medio. Lijamos tanto las dos estructuras como el estante.

Reutilizar una sillaPaso 7
Una vez que hayamos retirado el polvo producido, protegemos la mesa con un papel y nos ponemos unos guantes de látex. Utilizando una paletina, damos un barniz, en este caso incoloro, en la balda.

Reutilizar una sillaPaso 8
Para pintar el galán y la mesita de noche emplearemos un esmalte en aerosol, blanco, que aplicaremos manteniendo la distancia mínima que nos indica el fabricante. A la hora de usar este producto, el lugar de trabajo debe estar bien aireado.

Reutilizar una sillaPaso 9
Esperamos a que tanto el barniz como la pintura se sequen y perforamos la percha con el taladro provisto de una broca-pala, en este caso, de Ø 20 mm.

Reutilizar una sillaPaso 10
Cuando hayamos hecho los dos orificios, aplicamos un adhesivo de montaje, de pegado directo, ayudándonos de una pistola convencional de silicona.

Reutilizar una sillaPaso 11
Acto seguido, ponemos la percha en la parte superior del galán, presionando para que la pieza se adhiera correctamente. De la misma manera, colocamos la balda en la mesita.

Reutilizar una sillaPaso 12
Por último, hacemos un agujero en el galán para poder fijarlo a la pared con una escarpia. Para realizar esta tarea, necesitaremos el taladro y una broca fina para madera.

Reutilizar una sillaPaso 13
Y, ¡éste es el resultado! Una mesilla y un galán de noche que quedan perfectos en este dormitorio. Con un poco de imaginación, podemos conseguir muebles nuevos para nuestro hogar, partiendo de elementos viejos y en desuso.