Carpintería

Cabezal alistonado de cama

Cabezal alistonado de cama

Autor:

Con unos listones de madera vamos a ver cómo hacer un cabezal alistonado de cama para vestir la cama del dormitorio de una manera sencilla.

Un cabezal de cama, evidentemente, viste mucho una estancia. Por eso, en este briconsejo, vamos a construir una estructura alistonada, sencilla y actual que quedará perfecta en cualquier dormitorio. Simplemente tendremos que adaptarla a la anchura de nuestra cama.

Paso a paso para hacer un cabezal alistonado de cama

Cabezal alistonado de camaPaso 1
Lo único que necesitaremosson unos listones de madera, un barniz y un adhesivo extra-fuerte, que resista perfectamente los golpes y las vibraciones.

Cabezal alistonado de camaPaso 2
En primer lugar, cortamos los listones a la medida deseada con la ayuda de la sierra de calar y una hoja para madera.

Cabezal alistonado de camaPaso 3
A continuación, repasamos la superficie de pino con una lijadora provista de una hoja de lija de grano fino y retiramos el polvo producido.

Cabezal alistonado de camaPaso 4
Con la superficie limpia y seca, nos ponemos unos guantes de latex y aplicamos un barniz, en este caso de un tono miel, con la ayuda de una paletina.

Cabezal alistonado de camaPaso 5
Transcurrido el tiempo de secado que nos indica el fabricante, presentamos las piezas sobre una superficie plana, empleando unos separadores que nos ayudarán a mantener la misma distancia entre los listones.

Cabezal alistonado de camaPaso 6
Luego, marcamos la posición de las piezas verticales, damos adhesivo en las mismas y las fijamos en su posición.

Cabezal alistonado de camaPaso 7
Es el momento de instalar nuestro nuevo cabezal. Colocamos unas tiras de cinta adhesiva de doble cara y retiramos el recubrimiento plástico.

Cabezal alistonado de camaPaso 8
Por último, fijamos la estructura en la pared, ejerciendo presión para que se adhiera perfectamente.

Cabezal alistonado de camaPaso 9
Gracias a este cabezal de cama, sencillo y decorativo, hemos protegido la pared frontal del dormitorio, dando un toque muy personal.