Carpintería

Escalera decorativa

Escalera decorativa

Autor:

Escalera decorativa. Desde Bricomanía vamos a ver cómo reutilizar una vieja escalera de madera y convertirla en una escalera decorativa gracias a unas sencillas baldas que también veremos cómo se hacen.

El mundo del bricolaje abarca diferentes facetas; construir, reparar y, por supuesto, reciclar o reutilizar. Y esto es precisamente lo que vamos a hacer en esta ocasión. Reutilizaremos una vieja escalera de obra convirtiéndola en una original estantería decorativa, que quedará perfecta en cualquier rincón de vuestra casa.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para madera
  • Lijadora orbital
  • Taladro atornillador
  • Broca para madera de Ø 4 mm con avellanador
  • Paletina
  • Rodillo
  • Cubeta 
  • Materiales
  • Listón de pino de 35 X 30 mm
  • Listón de pino de 70 X 20 mm
  • Listón de pino de 50 X 20 mm
  • Listón de pino de 20 X 30 mm
  • Adhesivo extra-fuerte
  • Imprimación selladora
  • Esmalte acrílico
  • Tirafondos de 4 X 50 mm
  • Barniz para exterior

Para realizar las baldas necesitaremos diferentes listones de madera de pino. Cortaremos las piezas que necesitemos y las uniremos con un adhesivo extra-fuerte, de calidad, con el que obtendremos una estructura sólida. En cuanto al acabado, emplearemos una imprimación selladora y un esmalte acrílico para los estantes y protegeremos la escalera, con un barniz que sirva para interiores y exteriores.

Paso a paso para hacer una escalera decorativa

Escalera decorativaPaso 1
En primer lugar, marcamos tanto las piezas que compondrán la base de cada balda como los tres travesaños, así como las patas. A continuación, cortamos todas las piezas con la sierra de calar y una hoja para madera.

Escalera decorativaPaso 2
Aplicamos adhesivo en las dos piezas de la base y colocamos el primer travesaño, presionando ligeramente para que se adhiera bien.

Escalera decorativaPaso 3
De la misma manera ponemos los otros dos travesaños. Para mantener la misma distancia entre las tres piezas, utilizaremos un listón a modo de separador.

Escalera decorativaPaso 4
El siguiente paso consiste en dar forma a las patas que sujetarán la balda. Con la sierra de calar y la hoja para madera, redondeamos uno de los extremos de cada pata y en el otro, hacemos un pequeño rebaje para poder apoyarlas en los peldaños de la escalera.

Escalera decorativaPaso 5
Después de marcar el punto de unión en cada pata, taladramos los orificios y los avellanamos. Para realizar esta tarea, emplearemos el taladro y una broca para madera con avellanador. Es conveniente colocar un mártir debajo de la pieza a perforar, con el fin de evitar dañar la mesa de trabajo.

Escalera decorativaPaso 6
Vamos ahora con el acabado. Comenzamos lijando la superficie con una lijadora provista de una hoja de lija de grano medio. Repasamos todas las piezas y redondeamos los cantos.

Escalera decorativaPaso 7
Retiramos el polvo que se haya producido al lijar y aplicamos una imprimación selladora, para cerrar el poro de la madera y facilitar el agarre de la pintura. Protegemos la mesa con plástico o papel, nos ponemos unos guantes de látex y recortamos las uniones y las zonas de difícil acceso, con la ayuda de una paletina.

Escalera decorativaPaso 8
En el resto de la superficie trabajaremos con un rodillo de espuma.

Escalera decorativaPaso 9
Cuando la imprimación se haya secado, protegemos y decoramos la balda con un esmalte acrílico, en este caso, de un tono naranja. Primero, recortamos con la paletina y después, cubrimos toda la madera, empleando el rodillo.

Escalera decorativaPaso 10
Mientras el esmalte se seca, damos un barniz protector incoloro, especial para exteriores, en la escalera, siguiendo en todo momento la dirección de la veta. En esta ocasión, emplearemos la paletina.

Escalera decorativaPaso 11
Fijamos las patas a las baldas con unos tirafondos y una vez que el barniz se haya secado, colocamos los estantes en la escalera.

Escalera decorativaPaso 12
Ya veis de que forma tan fácil hemos reutilizado una vieja escalera de obra, convirtiéndola en una original estantería decorativa. Este sencillo mueble queda muy bien tanto en el interior como en el exterior de casa y le podemos dar diferentes usos. ¡Animaos!