Electricidad

Cuadro retroiluminado

Cuadro retroiluminado

Autor:

En esta ocasión, os proponemos la construcción de un cuadro retroiluminado, con el que daremos un toque decorativo muy original a la casa.

La decoración de una casa siempre dice mucho de quienes viven en ella; objetos y pequeños detalles nos hacen sentir a gusto. Por eso os proponemos la creación de un cuadro retroiluminado, adornado con motivos vegetales. Su construcción es muy sencilla y solo necesitaremos unas piezas de DM y unas fotografías.

Paso a paso para hacer un cuadro retroiluminado

Paso 1
Comenzamos marcando las tres piezas que configurarán la estructura del cuadro en el tablero de DM, con la ayuda de una regla y un rotulador.

Paso 2
Con la sierra circular cortamos las tres piezas que en nuestro caso serán iguales. Para trabajar con mayor comodidad, sujetamos el tablero a la mesa con unas mordazas.

Paso 3
Ahora procederemos a cortar la fotografía para forrar la cara exterior de los tableros. Marcamos las medidas en la cara posterior de la fotografía y marcamos las líneas de corte, con la ayuda de un listón de madera. Con un cortante o unas tijeras cortamos las tres piezas, empleando de nuevo el listón como guía.

Paso 4
Centramos las piezas de DM sobre las fotos y comprobamos que hemos dejado margen suficiente en ellas, para cubrir bien los cantos. Nosotros hemos dejado 2,5 cm de margen en todo el perímetro; siempre habrá tiempo de cortar lo que sobre.

Paso 5
A continuación, cortaremos los ángulos de la fotografía con la ayuda de un cortante.

Paso 6
Para pegar la fotografía al tablero de DM vamos a emplear una cola especial para empapelar, un producto en polvo que debemos mezclarlo previamente con agua fría para su uso posterior. Una vez hecha la mezcla, dejamos que repose 20-30 mins.

Paso 7
Cuando haya transcurrido ese tiempo, aplicamos el producto en la cara posterior de la fotografía con una paletina.

Paso 8
Pegamos la fotografía en la pieza de DM y alisamos el adhesivo poco a poco con la mano, para extraer posibles burbujas de aire. Pondremos unas tiras de cinta de carrocero en todo el perímetro del tablero para que la fotografía se adhiera bien en los cantos.

Paso 9
Dejamos que el adhesivo haga su trabajo y retiramos la cinta de carrocero. Después, cortamos el sobrante de la fotografía con el cortante.

Paso 10
Ahora, procederemos a colocar unas hembrillas en la parte posterior de los tableros para sujetarlos a la pared. Para ello, marcaremos los puntos de fijación en las piezas, una en cada extremo.

Paso 11
A continuación, perforamos los orificios con el taladro provisto de una broca para madera con tope de profundidad. La broca deberá tener el mismo diámetro que las hembrillas.

Paso 12
Rellenamos los orificios con adhesivo extra-fuerte e introducimos las hembrillas. Dejamos que el adhesivo se seque.

Paso 13
De la misma manera colocaremos un tubillón en la parte posterior de cada tablero que nos servirán de apoyo para que estas piezas queden paralelas a la pared. Evidentemente, el tubillón deberá tener la misma longitud que las hembrillas.

Paso 14
El siguiente paso consistirá en colocar unas lámparas fluorescentes en la parte posterior de los tableros. Retiramos las tapas de los dos extremos, el plástico protector y la bombilla de todas las lámparas, y fijamos las bases con unos tirafondos. Para realizar esta tarea, sustituiremos la broca por una punta para atornillar.

Paso 15
Hacemos las conexiones eléctricas en paralelo y volvemos a colocar la bombilla y el plástico protector en su posición.

Paso 16
Realizamos unos agujeros en las tapas para sacar los cables y los ponemos de nuevo en su lugar.

Paso 17
Ahora, vamos a colocar unas ramas secas en los tableros, fijándolas con unos tubillones. Marcamos la posición de las ramas en la estructura del cuadro y realizamos unos agujeros ciegos en los tableros, empleando el taladro y una broca para madera con tope de profundidad.

Paso 18
Marcamos también los puntos a perforar en las ramas, empleando unos marcadores que nos facilitarán el trabajo.

Paso 19
A continuación, hacemos los orificios en las ramas, con el taladro provisto de la misma broca que hemos utilizado antes.

Paso 20
Aplicamos adhesivo en los orificios de los tableros e introducimos los tubillones. A continuación, rellenamos los agujeros de las ramas con el mismo adhesivo y las fijamos a la estructura del cuadro.

Paso 21
Ahora, sólo nos quedará poner los paneles en la pared, sujetándolas con las hembrillas que hemos colocado. Y ya tenemos listo el cuadro retroiluminado. Nosotros hemos empleado una fotografía con motivos vegetales, concretamente la hierba de nuestro jardín, pero vosotros podéis utilizar aquella fotografía que más os guste, un póster o incluso un dibujo hecho por vosotros mismos.