Electricidad

Motor eléctrico para bicicleta

Motor eléctrico para bicicleta

Autor:

En Bricomanía vamos a ver cómo colocar un motor eléctrico en una bicicleta. Además, también veremos cómo renovar y modernizar la bici.

Para trasladarnos de un lugar a otro, de una manera cómoda, económica y sin dañar el medio ambiente, una buena opción es la utilización de una bicicleta eléctrica. Aunque se trata de un vehículo con motor, no produce gases contaminantes por lo que resulta totalmente ecológico. En este apartado, vamos a colocar un motor eléctrico en kit en una vieja bici de montaña, para que nos facilite el desplazamiento, sobre todo, en trayectos difíciles.

En el mercado encontraremos diferentes tipos de motores para bici. A la hora de adquirir el nuestro, tendremos que tener en cuenta el modelo de bicicleta al que queremos incorporar el motor, el tamaño de las ruedas y la potencia que queremos obtener con el sistema.

  • Herramientas
  • Llave allen de Ø 4 mm
  • Llave allen de Ø 6 mm
  • Tronchacadenas
  • Llave de gancho regulable
  • Llave de carraca
  • Llave de vaso de Ø 14 mm
  • Cortante
  • Alicates
  • Lija de grano fino
  • Materiales
  • Bicicleta
  • Motor eléctrico para bicicleta en kit
  • Pegamento universal
  • Lubricante
  • Bolsa para sillín
  • Pintura en aerosol
  • Bridas
Paso a paso para colocar un motor eléctrico en una bici

Motor eléctrico para bicicletaPaso 1
Lo primero que vamos a hacer es aplicar un aceite lubricante en las tuercas y los tornillos que están oxidados, para poder soltar las diferentes partes de la bicicleta con mayor facilidad.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 2
A continuación, desmontamos completamente la bici, con cuidado de no dañar ninguna pieza.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 3
Antes de instalar el motor, aprovecharemos la ocasión para pintar la superficie metálica. Para eso, pasamos primero una hoja de lija de grano fino y retiramos el polvo producido.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 4
Ya podemos dar color tanto al cuadro como al manillar, empleando una pintura en aerosol, en este caso, negro. A la hora de aplicar el producto, hacedlo de una forma uniforme y respetando la distancia mínima que nos indica el fabricante.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 5
Esperamos a que la pintura se seque y colocamos la cadena, que la hemos engrasado previamente, en su posición. Ponemos también los frenos que, en nuestro caso son nuevos, e instalamos las ruedas.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 6
El siguiente paso consiste en fijar la unidad de control debajo del sillín. A ese dispositivo irán conectados los cables del resto de los elementos que componen el sistema eléctrico del motor.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 7
Introducimos el pedalier, añadimos el sensor que detectará nuestro pedaleo, y colocamos los pedales.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 8
Vamos ahora con el control de potencia. Ponemos el aparato en el manillar, siguiendo las indicaciones del fabricante; así, lo tendremos siempre a mano: bien sea para activar o desactivar el motor o bien para variar su potencia.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 9
A continuación, ponemos la maneta de cambio y la de freno en la manilla.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 10
Es el turno de las conexiones eléctricas. Después de conectar tanto el motor como el control de potencia a la unidad de control, colocamos los cables del sensor y el acelerador y los enchufamos en el mismo aparato.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 11
Fijamos el soporte para la batería en el cuadro de la bici, insertamos el alimentador y lo conectamos a la unidad de control.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 12
Guardamos las conexiones en la bolsa donde se aloja la unidad de control y cerramos la cremallera. Por último, sujetamos el resto del cableado entre sí y a la estructura de la bici, con unas sencillas bridas de plástico.

Motor eléctrico para bicicletaPaso 13
Gracias a este motor eléctrico en kit, podremos desplazarnos en bicicleta, en cualquier entorno y sin apenas esfuerzo. El motor que, sólo se activa al pedalear, se puede apagar, en caso de querer prescindir de su ayuda. La batería, por su parte, está dotada de un cable con un enchufe convencional, para poder ser recargado en cualquier toma de corriente.