Electricidad

Termostato inteligente

Termostato inteligente

Autor:

En este briconsejo de Bricomanía os mostramos cómo instalar un termostato inteligente. Gracias a este nuevo aparato, lograremos ahorrar en la factura de la luz y controlar la temperatura del hogar.

La calefacción es el principal gasto energético de un hogar, en invierno. Para ahorrar en la factura de la luz, sin renunciar a la confortabilidad de nuestra casa, os sugerimos la sustitución del viejo termostato por un modelo inteligente, que permite un control de la temperatura tanto manual como remoto.

Paso a paso para instalar un termostato inteligente

Termostato inteligentePaso 1
Después de cortar el suministro eléctrico, soltamos el viejo aparato y sacamos los cables.

Termostato inteligentePaso 2
A continuación, desmontamos el nuevo termostato y presentamos la base en la pared.

Termostato inteligentePaso 3
Marcamos los puntos de fijación y hacemos los agujeros.

Termostato inteligentePaso 4
A continuación introducimos los tacos de nailon. Después, fijamos la pieza con unos tirafondos.

Termostato inteligentePaso 5
El siguiente paso consiste en conectar los conductos de colores al nuevo termostato, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Termostato inteligentePaso 6
Insertamos las pilas y colocamos la tapa del aparato.

Termostato inteligentePaso 7
Ya podemos encender el aparato y ajustar la temperatura del mismo, girando la ruleta.

Termostato inteligentePaso 8
Una vez que hayamos conectado y configurado el termostato, desde una aplicación para el móvil, podremos consultar el estado de la calefacción y apagarla o encenderla desde cualquier lugar.

Termostato inteligentePaso 9
Además, como este termostato trae una centralita domótica, podemos vincular otros aparatos como por ejemplo este enchufe inteligente, que también podremos controlar de forma remota desde cualquier dispositivo móvil.

Termostato inteligentePaso 10
A partir de ahora, podremos encontrar nuestra casa a la temperatura deseada, sin que eso suponga un despilfarro energético. Al contrario: una eficiente gestión del termostato podrá reducir considerablemente nuestro consumo.