Fontanería

Mantenimiento de grifo monomando de ducha

Mantenimiento de grifo monomando de ducha

Autor:

En este briconsejo de Bricomanía os enseñamos el mantenimiento de grifo monomando de ducha. Un consejo de fontanería para todo amante del de bricolaje.

Los grifos monomando de ducha requieren una buena puesta a punto de forma periódica para que su funcionamiento sea correcto. En este Briconsejo os ofrecemos, paso a paso, todas indicaciones necesarias para que mantengáis el monomando de vuestra ducha siempre en perfectas condiciones de funcionamiento.

Paso a paso del mantenimiento de grifo monomando de ducha:

Paso 1
Siempre que realicemos una tarea de este tipo, lo primero que haremos para trabajar con seguridad es cerrar la llave de paso del agua.

Paso 2
A continuación, tendremos que desenroscar las tuercas de la grifería. Realizaremos este trabajo con una llave inglesa.

Paso 3
Una vez que la hayamos desenroscado, procederemos retirarla y sacaremos los filtros suplementarios.

Paso 4
En este paso limpiaremos los filtros: los introduciremos en un recipiente con vinagre y los repasaremos a fondo con un cepillo de uñas.

Paso 5
Cuando los hayamos dejado perfectamente limpios, podremos volver a colocarlos en su lugar correspondiente.

Paso 6
De la misma manera actuaremos con la grifería: la pondremos en su lugar para lo que tendremos que apretar bien las tuercas con la llave inglesa.

Paso 7
Para que la puesta a punto del grifo monomando sea completa, colocaremos entre el tubo flexible y la grifería, un reductor de agua con válvula anti-retorno, de fácil instalación y mantenimiento. Este accesorio estabilizará el caudal de agua a 9 litros por minuto, independientemente de la presión o el caudal de la red.

Paso 8
Ahora, el grifo monomando de ducha funcionará como el primer día y además, tendremos controlado el consumo de agua.