Fontanería

Ducha exterior

Ducha exterior

Autor:

Montaremos una estructura de madera tratada, ya que va a estar a la intemperie, en la que fijaremos una sencilla ducha y haremos las conexiones de fontanería pertinentes. Estad atentos al vídeo y al paso a paso de este briconsejo para instalar una ducha exterior en nuestro jardín.

Se acerca el verano y es un buen momento para poner a punto el mobiliario de nuestro jardín o terraza. Para combatir las altas temperaturas de esas fechas, lo mejor es contar con una ducha de exterior. Y, eso es precisamente lo que os vamos a enseñar a realizar. Un trabajo fácil, funcional y muy gratificante.

  • Herramientas
  • Sierra de calar
  • Hoja para madera
  • Taladro atornillador
  • Broca para metal de 8mm de diámetro
  • Broca para madera de 8 mm de diámetro
  • Paletina
  • Lijadora orbital
  • Materiales
  • Listón de madera tratada de 70 X 70 mm
  • Baldosa de madera
  • Base metálica de 70 X 70 mm
  • Tapa metálica
  • Tornillos barraqueros de 5 X 30 mm
  • Tornillos de cabeza de champiñón de 8 X 40 mm
  • Tuercas y arandelas de 8 mm de diámetro
  • Fondo para lasur
  • Lasur
  • Adhesivo de montaje
  • Combinado de ducha
  • Ruedas
  • Tirafondos de 3 X 30 mm
  • Llave de paso
  • Racor macho
  • Sellador de roscas
Paso a paso para crear una ducha exterior

Paso 1
Lo primero que haremos es señalar la posición de la ducha en el poste, teniendo en cuenta nuestra altura. Para hacer la marca, utilizaremos la escuadra y un lápiz.

Paso 2
Amarramos el listón a la mesa con una mordaza y lo cortamos a medida, con la sierra de calar y una hoja especial para madera.

Paso 3
El siguiente paso consiste en hacer unos agujeros en las pletinas que utilizaremos para amarrar la base de la estructura.
Para realizar esta tarea, es conveniente colocar un mártir debajo de la pieza metálica para evitar dañar la mesa.

Paso 4
Presentamos el soporte metálico sobre la baldosa de madera, marcamos los puntos de fijación y perforamos los agujeros, empleando el taladro provisto de una broca para madera, del mismo diámetro que los orificios que hemos hecho en la pletina.

Paso 5
Es el turno del acabado. Antes de aplicar ningún producto, repasaremos bien toda la superficie de madera con la lijadora orbital y una hoja de lija de grano fino, hasta dejarla completamente lisa.
A continuación, retiramos el polvo producido al lijar con un trapo o papel.

Paso 6
Limpiamos la zona de trabajo con la ayuda del aspirador, cubrimos la mesa con plástico o papel protector y aplicamos un fondo para lasur, tanto en la base como en el listón.
Para extender el producto usaremos la paletina y nos pondremos unos guantes de látex.

Paso 7
Cuando el fondo se haya secado, damos dos o tres manos de protector para madera, respetando el tiempo de secado y repintado que indica el fabricante.
Para conseguir un mejor resultado, es conveniente lijar suavemente la superficie entre una mano y otra.

Paso 8
Una vez que el lasur esté totalmente seco, colocamos el soporte metálico en la baldosa de madera, colocamos las pletinas y amarramos el conjunto con tornillos, tuercas y arandelas.
Tanto la madera como las piezas metálicas que estamos usando están tratadas, para soportar la humedad y los cambios de temperatura y evitar así, su oxidación.

Paso 9
Introducimos el poste en la base metálica y lo sujetamos con unos tornillos barraqueros. Para insertarlos, necesitaremos el taladro y una llave de vaso.
Como el listón que nosotros estamos empleando es de una madera blanda, hemos insertado directamente los tornillos. En caso de que el poste que estéis usando sea de un material más duro, tendréis que taladrar previamente unos orificios guía.

Paso 10
Damos un adhesivo de montaje, que sirve tanto para interior como para exterior, en la pieza de remate y la encajamos en la parte superior del listón.

Paso 11
A continuación, atornillamos la ducha en el poste, acoplamos la llave de paso y fijamos las ruedas, con unos tirafondos.
Recordad que a la hora de atornillar, debemos usar la punta adecuada. Es decir, una que coincida en tamaño y forma en la estampa del tornillo.

Paso 12
Por último, conectamos la manguera del jardín y comprobamos que el sistema funciona correctamente.
Y, después de trabajar lo mejor darse una ducha refrescante, al aire libre, aprovechando el buen tiempo. ¡Disfrutad!